Desalojo a tiros en la toma La Cascada

Una mujer no se quería ir y los vecinos la obligaron a balazo limpio.

Otra vez se registraron problemas en la toma La Cascada y una vez más el dedo acusador apunta a la misma persona.

Se trata de la referente del asentamiento, a quien ahora acusan de haber desalojado a una mujer de manera violenta, con golpes y tiros incluidos. Además, se habría negado a devolver el dinero que la familia pagó por la casilla. Denuncian que cerró el portón para impedir el ingreso de la Policía.

Te puede interesar...

El violento hecho ocurrió el domingo por la tarde cuando la supuesta dueña de la toma ingresó a una casilla para advertir que le iba a disminuir las dimensiones del terreno en 10 metros cuadrados a la familia que vivía allí.

“Estábamos con mi pareja, mi hermano, mi abuelo, mi hija de 4 años y un sobrinito de un año y medio. Llegó la mujer y nos dijo que nos iba a achicar el terreno. Le dijimos que no era justo, y nos respondió que ella era la dueña y hacía lo que quería. Como nos quejamos dijo que nos teníamos que ir, porque le faltamos el respeto. Se fue hasta la casa del hijo que vive a pocos metros y volvió con un arma disparándonos. El hijo y el yerno atacaron a mi marido, lo golpearon y nos echaron a la calle”, contó la mujer, quien prefirió resguardar su identidad por miedo.

Todo el hecho habría ocurrido con los nenes presentes. “Nos apedrearon el auto y nos rompieron la luneta. Llamamos a la Policía y a familiares para que nos ayudaran a sacar las cosas. El patrullero no pudo entrar porque la mujer cerró el acceso con candado. Pudimos sacar algunas cositas de la casa en una camioneta. En la casilla se quedó mi marido y una tía, y alrededor de las 20 volvió la mujer a disparar contra la casa. Ellos se tuvieron que ir corriendo entre las chacras”, relató la vecina.

La denuncia fue radicada en la Comisaría Cuarta. La fiscalía, a cargo del Gustavo Herrera, realizó ayer un allanamiento en busca del arma pero no la encontraron.

La familia llevaba un año y medio en el lugar. Aseguran que pagaron alrededor de $50 mil en cuotas por un terreno de 25 por 24 metros. Dicen que no les quieren devolver nada.

La violencia terminó la discusión

Una disputa de tierras

Según el relato de la denunciante, una mujer que dice ser la dueña de la toma les informó que les iban a achicar el terreno. La familia se negó y la respuesta que recibieron fueron golpes y tiros.

Casi los matan

La mujer asegura que los obligaron a irse, que le apedrearon el auto y que le balearon la casilla. La familia tuvo que escapar por la zona de chacras, con lo puesto, para salvar su vida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario