Desagotar la ciudad tras el temporal demorará un mes

Lo peor ya pasó, pero hay muchas zonas por las que es imposible transitar.

Con mucho viento a favor y sin lluvias severas en el horizonte más cercano, el secretario municipal de Servicios Públicos, Jorge Ulovec, estimó que un mes le llevará al Municipio desagotar las lagunas y rellenar y perfilar las calles de tierra más castigadas por la tormenta que pasó.

En diálogo con LM Cipolletti, aseguró que el río de la Naciones Unidas al ingreso del Barrio Obrero ya drenó, igual que la enorme cantidad de agua depositada en la Juan Domingo Perón; y también liberaban Puente 83 y Puente Madera. No obstante, durante la mañana de ayer seguían complicados Costa Norte, tomas 4 y 2 de Agosto, Martín Fierro y la calle Arturo Illia en dirección al Distrito Vecinal Noreste.

El canal P2 todavía venía con mucha fuerza, y aunque ya había bajado unos 20 centímetros, necesitaba bajar otros 40 (ver aparte).

Cuando los camiones terminen de desagotar las calles, habrá que esperar que se seque la tierra para seguir con el relleno. “Estamos de nuevo a foja cero”, evaluó el funcionario municipal.

En paralelo, el área de Servicios Públicos comenzará a barrer la ciudad, donde hasta ayer sólo unas pocas calles estaban completamente limpias y en buenas condiciones para el tránsito. En otras arterias, como Kennedy y Vélez Sarsfield, o barrios como el San Pablo, se había desgranado totalmente el material del asfalto. Y también había trazas asfálticas de la ciudad con tres metros de mugre en la banquina. Por ejemplo, ilustró Ulovec, en la rotonda de Naciones Unidas y Alem.

“Todas las calles de asfalto con más de 30 años están deterioradas, incluso las de hormigón como Brentana, Mengelle y La Esmeralda”, añadió.

Pidió a la gente que circule con precaución hasta tanto Obras Públicas pueda comenzar a hacer el bacheo, porque además hay mucha piedra suelta. “Vamos a poner todo lo que tenemos para dejar la ciudad en condiciones como estaba anteriormente”, dijo.

Las calles más deterioradas -por la tierra y la piedra que arrastró la tormenta o el material que se desprendió de la cinta asfáltica- eran Ceferino Namuncurá, Belgrano, Miguel Muñoz, Esmeralda, Manuel Estrada, Primeros Pobladores, Naciones Unidas, Bolivia, Almirante Brown, Perú, Lavalle, los accesos a la ciudad y Mengelle, por donde el barrido comenzaba hoy.

“En un mes espero que volvamos a la normalidad, pero si vuelve a llover así, estamos de nuevo en foja cero”, advirtió el funcionario municipal.

Ya se había normalizado la recolección de la basura, pero el Municipio recomendaba a los vecinos que la saquen en tiempo y forma y depositen en la vereda los materiales de construcción que tengan.

3 calles están en un estado aceptable. El secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Cipolletti, Jorge Ulovec, dijo que las arterias en mejor estado de la ciudad son la Avenida Alem, la calle Fernández Oro y la Mengelle.

Desbordado

El P2 ya quedó chico para Cipolletti

Al canal P2 van a parar todos los pluviales de la zona norte, incluso los desagües de Cinco Saltos, por lo que el desagote y limpieza de ese conducto viene lento debido al gran aluvión. El intendente Aníbal Tortoriello contó que con la tormenta quedó en evidencia que el P2 no tenía la capacidad de recibir más agua.

“Superado los 50 mililitros de agua caída estaba al límite y comenzó a desbordarse en distintos puntos”, sostuvo. Esto representa cerca del 30% del caudal de agua que cayó con la tormenta (176 mililitros).

“Estuvimos ayer hasta última hora con una máquina en el DVN, limpiando y desagotando el agua que va al P2. Esto tiene que ser en forma lenta. Todo el sistema pluvial que pasa por debajo del canal también viene tirando al P2, viene muy lento debido al gran aluvión”, manifestó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario