El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
29% Hum
LMCipolletti Damián Jara

Damián Jara, un golpe inesperado y una larga recuperación

El defensor albinegro dejó atrás la sala de internación y está en plena recuperación, aún falta para que pueda retornar a las canchas pero él se muestra optimista.

Damián Jara sigue sin poder entrenar con sus compañeros, luego del duro golpe que sufrió hace más de una semana en una de las prácticas de Cipolletti. Para Gustavo Noto es una baja, ya que el defensor aún debe seguir en reposo.

“Estoy tranquilo recuperándome, sin hacer locuras. La semana que viene el neurólogo me va a decir los pasos a seguir. Fue un golpe que no pensé que iba a ser tan grande, gracias a Dios no pasó a mayores, pero sí, fue grave”, dijo el futbolista a LM.

Te puede interesar...

"Jarita", como lo conoce el pueblo albinegro, es uno de los jugadores más duros que tiene la categoría. Su estilo no tiene titubeos, por eso sorprendió y causó preocupación la lesión que lo dejó internado. “En mi carrera siempre he jugado enfermo o lesionado, siempre quiero estar. El que termina perjudicado es uno pero no se da cuenta de los riesgos. Soy un jugador que vive al límite y a esta altura de mi vida lo vamos a seguir haciendo”, comentó.

A principios de mes, uno de los entrenamientos terminó sin la presencia de Jara, que fue retirado por el cuerpo médico y llevado a una clínica producto de un duro golpe donde impactó con Manolo Berra y Matías Carrera. “Tuve una fractura y una hemorragia del lado derecho, además hematomas en la parte frontal de la cabeza. Menos mal que no llegó a tocar el cerebro, sino teníamos que hacer cirugía”, describió.

A más de una semana de aquel mal momento, Damián cuenta los días para volver a ponerse los botines y estar a disposición de Noto. “Me queda recuperarme de la mejor manera, obviamente que al inicio del torneo no voy a llegar. Después de los 20 días de la lesión puedo empezar a hacer actividad física, trotar, correr y no tener doble impacto”, contó.

_MG_9673 copia.jpg

“Pasando los 30 días, con estudios del neurólogo de por medio, vamos a ver si ya puedo entrenar normal. Cualquier fractura que no tenga desplazamiento de hueso lleva de 30 a 40 días de recuperación me dijeron los médicos. Si todo sale bien el próximo viernes podría volver a correr”, agregó sobre la explicación que le dieron los profesionales de la salud.

Lo más difícil en estos casos es tener paciencia. “Obviamente ansioso, soy una persona que no puede estar quieta, más en el trabajo que tenemos que es el deporte. Estamos con el gimnasio, los entrenamientos a la mañana o a la tarde y al estar acostumbrado a eso, se hace difícil”, afirmó.

Reposo es el camino a seguir, con poco movimiento para no entorpecer la curación, algo que a Damián no le gusta mucho. “Estos días que estoy en mi casa recuperándome estoy viendo tele, barriendo algo o lavando los platos, más no puedo hacer, se hace cuesta arriba. No le doy magnitud a lo que fue, pero mis compañero si, se portaron muy bien, ese día me dijeron que salga, que tenía un ojo más chico que el otro”, sostuvo.

En aquella jornada, "Jarita" nunca perdió el conocimiento y recuerda todos los momentos que vivió. “Salí, me fui a hacer los estudios y me encontré con esta sorpresa. En teoría iba a estar seis o siete días en terapia intensiva pero evolucioné muy rápido a los tres días y medio me dieron el alta. Fue algo duro pero acá estamos, nunca perdí el conocimiento y siempre haciendo chistes desde que me golpee. Gracias a Dios puedo contarla”, recordó.

Restan dos semanas para el inicio del torneo, donde Cipo tendrá que enfrentar a Kimberley el 22 de marzo y Damián no estará disponible para Noto. “Estoy esperando el día para volver a correr y tener impacto, que es lo que quiero. Ya sabemos el fixture, vamos a Mar del Plata y después con Olimpo en casa, si Dios quiere después de esos dos partidos ya podré estar a disposición del cuerpo técnico”, afirmó.

“Venía haciendo una buena pretemporada, me venía sintiendo muy bien. En estos días me toca estar afuera y la vengo sufriendo porque no es fácil”, agregó sobre su rendimiento en la pretemporada.

Jara siempre menciona su personalidad y su forma de vivir, “siempre al límite”, pero quien se llevó un susto fue su hijo. “Se llevó un gran susto mi hijo, hasta que me vio no le dijimos nada y cuando me vio fue un mar de llanto, por eso digo que no tomo magnitud de lo que fue el golpe”, contó.

Ya en recuperación, Damián acompañó al plantel en el primer partido amistoso que disputó el Albinegro en Allen hace unos días. “Les agradezco a todos mis compañeros que estuvieron al pie del cañón conmigo, a Jorge Figueroa que siempre está con nosotros, al cuerpo técnico que siempre estuvieron mandando mensajes al igual a la dirigencia. Exdirigentes también escribieron y me sorprendió”, dijo.

El jugador es de los más queridos y aplaudidos por el hincha. Damián no se olvidó de ellos y en nombre de los seguidores albinegros promete volver más fuerte. “La gente lo hace querido a uno y agradezco el amor que me han dado por las redes sociales y con mensajes, no sé de dónde sacaron mi número pero me han hecho sentir querido. No sabe que uno transmite esas cosas, y me pone feliz este apoyo para que vuelva a las canchas”, concluyó.

damian jara lentes 2.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario