El clima en Cipolletti

icon
Temp
36% Hum

Denuncian a policías por robar herramientas de un auto secuestrado

Un hombre denunció que le secuestraron el auto en la Comisaría 32 de Cipolletti con herramientas valuadas en 200 mil pesos. Pero cuando fue a recuperarlas, ya no estaban.

Un electricista cipoleño que fue detenido en mayo por violar una restricción de acercamiento denunció que la propia policía le robó las herramientas que tenía en el interior del vehículo valuadas en 200 mil pesos. El auto había quedado secuestrado en una sede judicial y el oficial que realizó el procesamiento tenía las llaves en su poder. Se inició una investigación en Fiscalía, que aún no tiene resolución, y se abrieron dos sumarios administrativos.

La Comisaría 32 del barrio La Paz quedó en el ojo de la tormenta luego del secuestro de un vehículo cargado de herramientas de un electricista que desaparecieron mientras el rodado se encontraba bajo resguardo policial. El abogado del denunciante pidió la intervención de la Fiscalía y de la Jefatura de Policía de Río Negro para conocer qué pasó, lograr recuperar los objetos y también juzgar a sus responsables.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti el abogado Michel Richman contó que todo comenzó el 1 de mayo pasado cuando su cliente quedó detenido diez días por orden del juez de Familia de Cipolletti, Jorge Benatti. El hombre de 43 años violó la restricción de acercamiento impuesta en el marco de una causa por violencia familiar.

“Ese día la Policía lo fue a buscar a la casa y le pidió que fuese a la comisaría en su vehículo particular. Cuando llegó a la unidad 32 le informan que iba a quedar detenido diez días y el auto secuestrado. Según la orden judicial, el auto debía ser retenido porque había sido el medio de transporte por el cual mi cliente violó la restricción, y eso impediría repetir el accionar a futuro”, comentó Richman.

Dijo que su cliente, electricista de profesión, tenía una gran cantidad de herramientas en el interior del vehículo valuadas en 200 mil pesos, y que la Policía durante el procedimiento se olvidó de realizar el acta de pertenencias correspondiente que obliga la normativa, que lo trasladaron al depósito judicial de la Policía Rural en marcha y ni siquiera lo fajaron. Además, que fue el propio oficial de servicio quien se quedó con la llave durante ese tiempo.

“El 10 de mayo mi cliente me contacta para gestionar la entrega de las pertenencias que había en el interior del auto Volkswagen Fox secuestrado para poder trabajar. Había un rotopercutor- rotomartillo marca Makita, un taladro percutor marca Bosch inalámbrico con dos baterías, una pinza amperométrica marca Floke, un atornillador eléctrico y una amoladora angular. El 20 de mayo se autoriza la entrega con un oficio firmado por el juez Benatti y presentado en la comisaría, pero comenzaron las vueltas. Recién el 24 puede ir con personal policial hasta el depósito judicial de calle Nicaragua donde estaba el auto, faltaban todas las herramientas y no había indicios de cerraduras forzadas. Abrieron el auto con la llave, fue un hurto. Ni siquiera estaba fajado”, indicó el abogado.

Dijo que apenas le informaron de lo ocurrido presentó la denuncia correspondiente al Ministerio Público Fiscal solicitando una investigación y remitió un reclamo al Jefe de la Policía de Río Negro.

“Lo primero que le indiqué es que haga la denuncia en la Comisaría 32, porque fue allí donde le secuestraron el auto. Como si fuera poco, el oficial de servicio que lo atendió se negó a tomar la denuncia, lo maltrató y no se quiso identificar. Tuve que llamar yo a la comisaría, y la misma persona se negó a identificarse y me cortó el teléfono”, detalló el letrado.

Dijo que la demanda en Fiscalía es por incumplimiento de los deberes de funcionario público por la ilegalidad de todo el procedimiento, el hurto y el maltrato por parte de los oficiales. Mismos argumentos fueron expuestos en la Jefatura de Policía y se iniciaron dos sumarios administrativos, al oficial a cargo del secuestro y a quien se negó a tomar la denuncia.

“Hace dos meses que mi cliente no puede recuperar el vehículo porque el juez Benatti le exige una pericia psicológica favorable pese a que presentamos un informe de un psicólogo de parte que asegura que no requiere tratamiento. Y hace dos meses que tampoco puede trabajar porque no tiene las herramientas. El trabajo de electricista es su forma de subsistencia y único ingreso”, expuso Richman.

Para sorpresa de todos, luego de las denunciadas realizadas, recibieron mensajes de un efectivo de la policía de esa comisaría proponiendo un trato.

“Un oficial, que no es ninguno de los dos sumariados, nos propuso pagar las herramientas sustraídas en cuotas. Cuando le pedí dejar por escrito el acuerdo, desapareció. Esto quiere decir que la propia policía admitió que se robaron las herramientas. Nadie se responsabiliza por hechos ajenos, o fue esa persona la que robó o sabe quién fue, no hay más opciones”, indicó el abogado.

Por el momento la investigación a cargo del fiscal Guillermo Merlo sigue su curso aún en plazos procesales correspondientes y sin novedades.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.793103448276% Me interesa
0% Me gusta
13.793103448276% Me da igual
0% Me aburre
72.413793103448% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario