Deben pagarle casi $2,7 millones por romperle el suelo de sus campos

Las condenadas son empresas que instalaron una red de fibra óptica y que no se hicieron cargo de roturas en un alambrado y suelos del propietario de tierras en la zona.

La Justicia Civil cipoleña condenó a tres firmas a pagarle a un vecino de la región casi $2,7 millones por daños provocados en sus campos. Los hechos se remontan al 2013, cuando colocaban una red de fibra óptica.

El conjunto de empresas trabajó en el primer semestre del 2013 instalando cables de fibra óptica a la vera de la ruta y de manera adyacente a dos campos que suman una extensión de 8 kilómetros. La persona que habita ese lugar inició una demanda por daños y perjuicios tras sentirse afectada por deterioros no sólo en el alambrado, sino por el daño ambiental.

La jueza civil de Cipolletti Soledad Peruzzi condenó a las tres empresas y a sus aseguradoras a pagar la suma de 2.654.360 de pesos más intereses. La sentencia es de primera instancia y aún no está firme porque puede ser apelada por los castigados.

La titular de la obra era la empresa Arsat SA, la contratista era Tel 3 SA y la subcontratista era Constructora GYG SA.

El vecino que inició la demanda consignó que las empresas comenzaron a desmontar el terreno de manera innecesaria, efectuando movimientos de suelo que afectaron seriamente el alambrado e hicieron una zanja lindera a toda la extensión del campo en la cual enterraban un largo cable de fibra óptica de tres secciones o cuerpos para transmitir señales de teléfono, televisión e internet.

3 empresas deben hacerse cargo del pago de la multa.

Los peritos fueron los encargados de confirmar los daños en el alambrado y medioambiente. Principalmente, se denunció la destrucción del suelo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario