Cuando la discriminación viaja en transporte público

Alberto es discapacitado y expresó su malestar con el Municipio.

La falta de colectivos accesibles en la ciudad, con rampas para aquellos que tienen movilidad reducida, sigue generando polémica. Alberto Vázquez, integrante del Consejo para Personas con Discapacidad, cuestionó duramente la reciente incorporación a las prestaciones de la ciudad de unidades de Pehuenche que no cuentan con los elementos exigidos por ordenanza, las cuales fueron presentadas por el propio intendente Aníbal Tortoriello, junto a autoridades de la empresa de transporte.

“El Municipio no está cumpliendo con su obligación de aplicar las ordenanzas. Todos los ómnibus del transporte urbano deben tener las debidas condiciones de accesibilidad y eso no se está garantizando”, señaló Vázquez.

El dirigente manifestó que “es absolutamente indignante” lo que está ocurriendo en el Municipio porque “para qué existe la legislación si no se la aplica como debiera ser”. Afirmó que no es cierto que se disponga de cuatro ómnibus con los requisitos de rigor, como se sugiere desde la empresa Pehuenche, ya que en ese número -enfatizó- se contabilizan los vehículos de las prestaciones interurbanas de la firma.

“En la ciudad, hay solamente dos unidades accesibles pero la ley dice que todos los colectivos deben responder a esa condición”, expresó. Además, puntualizó que aquel par de vehículos deja fuera de sus recorridos a muchos barrios, donde los habitantes que los necesitan se las tienen que arreglar como pueden.

Cuando se enteró de que la comuna había habilitado a Pehuenche a poner en circulación ocho unidades de transporte más, ninguna de ellas con accesibilidad, se puso mal y no disimula la bronca que siente por la falta de respeto a la ley.

No es sólo para discapacitados

“Hay que luchar por la igualdad en todo sentido”, manifestó y lo que está pasando con el servicio urbano dista de responder a tal postulado. Para él, todo es incluso peor: “No es que se vean afectadas solamente las personas con dificultades de movilidad permanentes. En realidad, este es un mínimo sector. La mayoría la conforman los adultos mayores, las personas obesas, las embarazadas, las madres que tienen que llevar niños en brazos o en carritos, las familias que cargan muchas cosas y tienen chicos pequeños, y gente que ha sufrido alguna dolencia o lesión que les dificulta la movilidad en forma pasajera. Y hay más. Una parte enorme de la población necesita de la accesibilidad”, aseveró.

Dedicación

Una vida de lucha por la igualdad

Alberto Vázquez es el titular de la Asociación Civil Deportiva Inclusiva Social, con la que ha impulsado reclamos y protestas, como la de junio pasado en la plaza San Martín cuando se conoció que se le prorrogaba la prestación a Pehuenche, pese a que la firma no respondía a los reclamos que se venían formulando. “Lo que se está haciendo hoy es ilegal”, aseguró, y recalcó el agravante de que el gobierno municipal está al tanto hace tiempo de las falencias y, sin embargo, no hace nada al respecto. Aseguró que son varias las cosas que no cumple la comuna, como por ejemplo, la falta de una rampa para ingresar al edificio municipal. “No pueden decir que hay que hacer muchos gastos cuando con poner tres tablones lo solucionarían”, enfatizó .

Cambió su vida

Lo que no te mata te fortalece

Alberto Vázquez tiene 46 años y vive en Cipolletti hace 45. En 1998 sufrió un accidente cuando iba en moto y se partió la columna. Le reconstruyeron algunas vértebras pero desde entonces debe usar una silla de ruedas. A los reveses de la vida les opuso una gran tenacidad y un mayor compromiso. Actualmente, es referente de la Asociación Civil Deportiva Inclusiva Social y juega al básquet en silla de ruedas. Su enseñanza la resume en tres cuestiones clave: “Hay que tener siempre un objetivo, constancia y mucho trabajo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario