El clima en Cipolletti

icon
Temp
39% Hum
LMCipolletti vecinos

Cronograma tentativo para la regularización de las tierras perlenses

En la Delegación Municipal diseñaron un esquema en cuatro etapas para la solución del problema dominial de los pobladores. La primera etapa arrancaría a fin de mes y concluiría en agosto con la entrega de convenios de adjudicación.

Se conoció este miércoles que ya se ha diseñado el esquema y el cronograma tentativos de lo que será el proceso de regularización territorial, dominial y urbanística de Las Perlas. En principio, se tendría previsto efectuar las notificaciones a los primeros grupos de vecinos beneficiados en los últimos días del mes, en tanto que la confección de los convenios de adjudicación respectivos se haría en julio y su entrega en agosto.

De esta manera, se procura dar pasos concretos y definitivos para la solución del problema central de la comunidad perlense, el de la tierra, clave junto con los reclamos de autonomía y los planteos por una mejor provisión de los servicios básicos.

Te puede interesar...

En la Delegación Municipal habían anticipado que junio sería el mes en que se empezaría a resolver el tema de la propiedad de las tierras donde habitan los vecinos y así será, si se cumple la información que trascendió en las últimas horas.

Los pobladores que estarían incluidos en la primera etapa de la regularización ascenderían al número de 300 y pertenecerían a siete barrios. A saber, Costa Esperanza (con 100 hogares incluidos), Militar (30), Primeros Pobladores (40), Vista del Valle (70), El Parque (30), Ruca Este (15) y Roca Oeste (15).

Con la iniciativa, se apunta a lograr un desarrollo sustentable, territorialmente equilibrado y socialmente equitativo, a través de la regulación del suelo como recurso económico y social, que incluya al conjunto de la jurisdicción perlense.

Por sustentable y equitativo se entiende a la igualdad de oportunidades en el acceso a la regularización dominial, al saneamiento ambiental, la infraestructura, el equipamiento social y comunitario, los espacios públicos, el transporte, los servicios públicos, el trabajo, el esparcimiento y la protección del ambiente.

Estaría programado concretar las labores en cuatro etapas y se propiciaría un trabajo en equipo, que incluiría la participación de un referente barrial que oficiaría como mediador comunitario, para zanjar las diferencias que puedan existir entre los vecinos y las autoridades. De este modo, se pretendería transformar la conflictividad que se pueda dar en soluciones aceptables para todos.

Las notificaciones se buscará iniciarlas por el barrio Costa Esperanza, en donde en la primera etapa se abarcaría a las manzanas 1 hasta la 19, y a los demás sectores barriales que se han incluido para la propuesta.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario