Critican a la comuna por no atender a la toma La Cascada

Para la dirigencia del sector, la administración de Tortoriello ha resultado muy perjudicial, ya que no ha ayudado en nada.

Desde la toma La Cascada, se denunció ayer “el total abandono” en que ha sumido al sector el actual gobierno municipal. Al presente, ni siquiera se está brindando a los pobladores el servicio de recolección de residuos y, por tal motivo, los vecinos deben trasladarse un kilómetro hasta el barrio rural Lalor para echar sus residuos en los contenedores dispuestos en el lugar.

Durante este invierno, las autoridades de la comuna atendieron solamente con leña del Plan Calor a cinco familias, de las 200 que viven en el asentamiento. Si bien no todos los hogares tenían urgencia del combustible vegetal, hay un cantidad significativa que hubiera necesitado de la ayuda, que no les llegó.

Te puede interesar...

Además, el Municipio no tomó recaudos para que la leña les llegue a los favorecidos directamente, sino que depositó cada vez las bolsas con el material en las afueras de la barriada. Nadie de la comuna ingresa al sector, por ningún motivo.

Así lo expresó el referente Víctor Nahuelpan, quien manifestó que han sido numerosas y constantes las gestiones para que el gobierno de Aníbal Tortoriello atienda a los pobladores, con resultados siempre negativos.

Uno de los trámites infructuosos que se hicieron tuvo por finalidad el envío por parte de la comuna de maquinaria para reparar la calle central del asentamiento. No hubo caso.

Y como la precaria arteria es de tierra de chacra, al igual que los demás caminos, los vecinos resolvieron adquirir 17 bateas de material calcáreo para concretar por su cuenta una mínima mejora en las vías de tránsito para los vehículos y los peatones.

El dirigente recordó que los habitantes de La Cascada tienen los certificados de vivienda que se otorga por intermedio del Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap), lo que torna más injustificado e incomprensible la actitud asumida por la gestión de Tortoriello.

“En la comuna, lo único que nos dicen es que nuestro barrio está judicializado. Con eso justifican su abandono y desidia”, enfatizó, y dijo que el lugar esta preparado para recibir a 100 familias más, que ya trabajan para contar con sus viviendas. Con 300 familias, el lugar será uno de los más poblados de la periferia cipoleña, aunque “algunos” no quieren verlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario