Corrieron al ladrón, lo alcanzaron y le dieron una paliza

Le había robado la moto a una mujer y los familiares de la víctima lo persiguieron. La Policía lo metió preso, pero luego lo liberó por ser menor.

Un adolescente que se había robado una moto fue perseguido por la familia de la víctima y recibió una brutal paliza antes de ser entregado a la Policía. Se trató de otro caso de justicia por mano propia que revela el hartazgo de los vecinos ante los hechos de inseguridad. La bronca le gana al miedo y la impotencia por la impunidad de los delincuentes y provoca reacciones peligrosas. En este caso, los vecinos no resultaron heridos y pudieron cumplir con su objetivo de atrapar al joven delincuente.

Como se trataba de un menor de edad, poco después de que la Policía lo ingresara a la comisaría del barrio Don Bosco llegaron sus padres y lo retiraron.

Te puede interesar...

El hecho se produjo el miércoles, minutos antes de las 18, cuando un joven de 17 años le robó una moto de 200 centímetros cúbicos a una mujer en la intersección de las calles Rotary Internacional y Naciones Unidas.

El joven huyó hacia el barrio Luis Piedrabuena, aunque no pudo ocultarse porque los familiares de la víctima salieron a perseguirlo.

En inmediaciones de una plaza, en El Salvador y Río Neuquén, atraparon al joven delincuente con la moto en su poder y le dieron una brutal paliza. Los vecinos del lugar, asustados por el escándalo, llamaron a la Policía, sin saber qué ocurría.

Los efectivos de la Comisaría 24ª debieron intervenir y disuadir el ataque. Cuando se informaron del hecho, detuvieron al adolescente y lo llevaron a la comisaría. Allí tomó intervención la fiscal Eugenia Vallejos, quien ordenó que fuese liberado bajo supervisión de sus padres.

En tanto, el rodado, que había sido secuestrado, fue restituido a la damnificada.

Peligro latente

Los intentos de las víctimas de robos de atrapar ellos mismos, o a través de vecinos, a los ladrones son cada vez más comunes. Y las redes sociales juegan un rol clave en el fenómeno: en casi todos los barrios hay grupos de Whatsapp dedicados exclusivamente a denunciar la presencia de personas sospechosas o intentos de robo. Y muchos de esos mensajes terminan con vecinos saliendo a “cazar” a los ladrones, poniéndose en riesgo y al borde de un delito en caso de encontrarlos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario