El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti La Alameda

Continúa la guerra entre vecinos de la toma La Alameda

La mujer acusada de narco y puntera dio su versión de la historia y aseguró que los dueños del comedor intentan apoderarse del barrio.

Los conflictos en el asentamiento irregular de La Alameda continúan y el clima se vuelve cada vez más tenso. Luego de que una vecina de la toma denunciara amenazas y agresiones por parte de una mujer y sus hijos -que serían parte de un grupo de narcos y punteros- con el objetivo de tomar el poder del barrio cipoleño, la acusada dio la versión de sus hechos.

Mónica, la damnificada por los violentos ataques, aseguró ayer a LM Cipolletti que la mujer "siente envidia" por las tareas comunitarias que lleva adelante día a día para ayudar a mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y que, al estar en desacuerdo con su organización, le apedrearon la casa para que cese sus actividades.

Te puede interesar...

"Me dijo que ella era la presidenta del barrio que nosotros no eramos nadie para organizarnos", contó con la voz quebrada.

No obstante, la otra cara de la historia parece ser muy diferente. Adela González, la vecina acusada, tiene 50 años, es oriunda de Chile, tiene seis hijos, hace 14 años vive en la toma La Alameda y asegura ser la secretaria del presidente del barrio. Además, afirmó que los hechos sucedidos "son mentira" y que "dejaron por el suelo a su familia".

"Me escrachó hasta de narco, la odio, la detesto. Me dejaron por el suelo. El sábado yo venía del trueque y fui a ver de qué se trataba la reunión que estaban realizando y salió Mónica a enfrentarme. Me acusó de narco y es ella la que vende falopa a los chicos, le arruino la vida a mis hijos. Como ella y el grupo que atiende en el merendero quieren apropiarse de la organización del barrio le dieron una paliza al presidente del barrio, ellos nos quieren sacar de acá", aseguró Adela entre lágrimas.

Además, sostuvo que las acusaciones de que sus hijos le apedrearon la casa no son ciertos ya que dos de sus hijos tuvieron un accidente y no pueden caminar y los otros son menores de edad. "Yo no busco a mis vecinos para que salten por mi, yo soy sincera, soy educada, fui a la escuela, nunca hice quilombos y acá me han tratado muy mal", concluyó.

Los conflictos y agresiones aún continúan y la pica entre los dos bandos parece no terminar. Hoy por la mañana los vecinos aseguraron que hubo tiroteos y temen por la seguridad de los más pequeños.

LEÉ MÁS

Más guerra en las tomas

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario