Continúa el juicio por el homicidio de Eduardo Honores

La audiencia arrancó a las 8.30 de hoy y se extenderá hasta la tarde. La única imputada en el caso es Irene Méndez, acusada de haber matado a quemarropa al cipoleño Honores. Desde la fiscalía y la querella se apunta a un homicidio criminis causa.

Esta mañana arrancó la tercera jornada del juicio contra Irene Méndez, acusada de matar a quemarropa al cipoleño Eduardo Honores. Desde la fiscalía y la querella se apunta a un homicidio criminis causa, es decir que la mujer tuvo la intención de quedarse con el dinero y otros bienes de la víctima y que, por esa razón, lo asesinó de un disparo.

La audiencia comenzó a las 8.30 de la mañana en los tribunales cipoleños y se extenderá hasta la tarde. Esta semana también se espera la clausura y la exposición de los alegatos.

Te puede interesar...

En la primera jornada del juicio -que se realizó el 23 de mayo- declararon familiares, el médico policial y peritos integrantes del gabinete de Criminalística de la Policía provincial. Uno de los testigos que peritó la ropa de Honores confirmó que se encontraron rastros de pólvora y que el disparo homicida se hizo a escasa distancia.

Un crimen que generó gran conmoción

El vecino cipoleño Eduardo Honores fue asesinado de un disparo en el pecho mientras se encontraba en su casa, ubicada en la calle Villegas al 900. El sangriento hecho ocurrió en la madrugada del domingo 7 de mayo del año pasado y causó gran conmoción en la ciudad. Honores se encontraba con la imputada, y previo a tener relaciones sexuales ella le habría efectuado un disparo que le atravesó un pulmón y le ocasionó la muerte de manera casi instantánea. Luego de ultimarlo, habría robado pertenencias del lugar y también se cree que buscó dinero.

El hombre, de 69 años, fue hallado sin vida por algunos familiares varias horas después. Desde el inicio de la investigación, se trabajó sobre la hipótesis de un supuesto robo.

Méndez, con la sombra de una perpetua

Irene Méndez, de 40 años, estuvo presa durante más de un año hasta que logró que la Justicia rionegrina le otorgara la prisión domiciliaria.

A pesar de que los acusadores aseguraban que había peligro de fuga, la mujer se sometió al proceso y ayer enfrentó su primer día de juicio oral. El Ministerio Público Fiscal de Cipolletti le atribuye el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, por ser cometido por alevosía y en circunstancias criminis causa, una calificación que, si es encontrada culpable, puede llevarla a una pena perpetua.

LEÉ MÁS

Honores: un preservativo desliga a la única acusada

Honores: revelan que fue asesinado a quemarropa

Hija de Honores: "Estoy convencida de que ella lo mató, las pruebas lo dicen"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario