El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
50% Hum
LMCipolletti

Continúa el conflicto ladrillero en Allen

Ahora los que pararon la actividad fueron los propietarios de los hornos, nucleados en la Asociación Arbol.

Continúa el conflicto del sector ladrillero en Allen. Ahora los que pararon la actividad fueron los propietarios nucleados en la Asociación Arbol. Según expresó su presidente, el concejal de esa ciudad, Eduardo Marinao, al término de la semana definirán los pasos a seguir.
Mientras tanto, Roberto Rojas, delegado provincial de la Unión Obreros Ladrilleros República Argentina (UOLRA), manifestó que desde la patronal “cortaron para castigar a los trabajadores”.
El problema comenzó a principios de este mes, cuando un grupo de cargadores de ladrillos pidieron un incremento en su remuneración de un 30 por ciento, que serían unos 10 pesos por carga de acuerdo al tipo de ladrillos. Los obreros, que trabajan en negro, realizaron cortes, en dos oportunidades en lo que va del mes, en los accesos de los hornos.
El conflicto se agravó cuando desde la Asociación, que representa a 74 propietarios, decidieron no avanzar con las negociaciones. “Los changarines fueron los que primero pararon la actividad. Ellos dicen que quieren un aumento, pero en realidad quieren ser blanqueados”, manifestó Marinao.
El concejal explicó que hay una ley en Allen, que trata sobre las condiciones laborales de los trabajadores del rubro, pero que todavía no está reglamentada. Además, dijo que en su condición de funcionario municipal buscaba el bienestar de los trabajadores, pero que: “Los cambios se tienen que hacer gradualmente, no podemos hacer todo de un día para otro”.
 
“Para castigar a los trabajadores”
Son unos 150 obreros del rubro cargas los que reclaman un aumento. Para Rojas, la patronal cortó para castigar a los trabajadores. “Es una medida inconstitucional, de apriete”, indicó.
Además, contó que hay mucha preocupación entre los cargadores de ladrillos. “Ellos tienen que ganarse el pan, hay mucho malestar estar entre los obreros, por eso yo digo que con esta medida los quieren poner en nuestra contra”, dijo el delegado de UOLRA.
En tanto, el viernes pasado, el representante en Allen de la Secretaría de Trabajo, Daniel Panero, el delegado normalizador del gremios; Jorge Alonso y Rojas realizaron un recorrido por cinco establecimientos, donde registraron  irregularidades en las condiciones laborales, trabajo en negro y malas condiciones de residencia, entre otras cosas.
En temporada baja, explicó Rojas, hay unos 3 mil obreros trabajando en diferentes tareas en los hornos, mientras que en temporada alta llegan a 5 mil.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario