Condenan al Rengo por narcotráfico y pagará $162 mil

Se trata de un conocido narco cipoleño que utilizaba precursores químicos.

Luego de una investigación que se extendió por más de dos años, el cipoleño Rodolfo “Rengo” Oyarzún Barria fue llevado a juicio por narcotráfico y el Tribunal Oral Federal de Roca (TOF) le impuso no solo una condena efectiva de 4 años, sino que deberá pagar una multa superior a los 160 mil pesos.

Oyarzún, de 54 años y nacido en Chile, se transformó en un gran dolor de cabeza para la Brigada de Investigaciones y también para la delegación de Toxicomanía de la policía provincial, que lo detuvieron una seguidilla de veces pero en la mayoría de los casos lograba su excarcelación.

Te puede interesar...

Días atrás, junto a un cómplice neuquino, fue llevado a juicio por un viejo procedimiento llevado a cabo el 18 de diciembre de 2016. En el operativo se logró secuestrar más de medio kilo de droga, balanzas y dinero en efectivo. Uno de los allanamientos se desarrolló en la vivienda de Oyarzún, ubicada sobre calle América, en el Pichi Nahuel. También se trabajó en un domicilio de Neuquén capital, donde vivía un cómplice del Rengo.

Mediante un acuerdo de la defensa y el Ministerio Público Fiscal, Oyarzún y el hombre de Neuquén, Néstor Omar Jara, aceptaron la acusación por tenencia de estupefacientes aunque en el caso del cipoleño se mantuvo el agravante de la comercialización.

Por este motivo, la parte acusadora propuso una pena de 4 años de cárcel efectiva para el Rengo, además del pago de una multa de 162.000 pesos. En el caso de Jara, limitó su requerimiento a 3 años.

Entre las pruebas destacadas que se consideró para condenar a Oyarzún, los jueces mencionaron un informe de Gendarmería, que lo había observado vendiendo drogas en su domicilio del Pichi Nahuel, y un seguimiento a cargo de Investigaciones de Cipolletti.

Asimismo, se valoró la droga secuestrada y precursores y productos químicos, que tendrían el fin de estirar la cocaína o directamente, según los jueces, “fabricación y producción” de estupefacientes.

El TOF coincidió con los criterios de la fiscalía y la defensa y le atribuyó a Oyarzún el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y a Jara, tenencia simple de estupefacientes.

Por último, los jueces consideraron la gravedad del ilícito y recordaron “los compromisos internacionales que el Estado argentino ha asumido con miras a combatir el tráfico de estupefacientes y el crimen organizado”.

Un seguimiento permanente de la Policía

Para los dos acusados, el TOF resolvió imponerles penas efectivas de prisión porque tienen antecedentes y, por ejemplo, en el caso de Rodolfo “Rengo” Oyarzún es reincidente.

Tanto la Brigada de Investigaciones de Cipolletti como la delegación de Toxicomanía lo detuvieron en varias oportunidades en el marco de pesquisas por infracción a la Ley 23737. Sin embargo, en el último tiempo no tenía condenas firmes de la Justicia federal. Ahora, tras el proceso abreviado, deberá cumplir de inmediato el castigo impuesto, además de pagar la multa de 162 mil pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario