El clima en Cipolletti

icon
Temp
87% Hum
LMCipolletti Cipolletti

Llegó a Cipolletti la violinista que hace más de 35 años que anda de gira

Carla Orlando es una santafesina que recorre el país con su instrumento. Música callejera de alma, anda sin rumbo fijo. Actúa en la vereda de Roca y España. En cualquier momento sigue camino.

Desde hace pocos días el plácido sonido de un violín se escucha en España y Roca, la céntrica esquina donde los cipoleños acostumbran a festejar y también a protestar.

La interprete se llama Carla Orlando, una artista callejera que hace poco más de 35 años inició una gira que la llevó por todo el país y que aún continúa sin fecha de cierre a la vista, con un rumbo que va decidiendo a medida que anda.

Te puede interesar...

Su presencia y las dulces melodías que brotan de su instrumento sorprendió a los transeúntes y más de uno se detuvo a escucharla, dejarle una retribución que le servirá para continuar camino y hasta cruzar algunas palabras con ella, porque se presta amablemente a contar su particular historia y a compartir los secretos que sabe del violín.

Violinista santafesina callejera que anda de gira por la región

Carla es oriunda de la capital de Santa Fe y en sus años de estudiantes encaró diversas carreras universitarias, como veterinaria y agronomía, alentada porque durante un tiempo se dedicó al trabajo rural. Pero no terminó ninguna.

“Pero se un poquito de todo”, remarcó sonriente.

Sin embargo nunca abandonó la música, a la que adoptó de muy chiquita. Arrancó estudiando teoría, que hoy le permite leer partituras, junto con canto, piano y flauta. También intentó con el saxo y flauta traversa, pero lamentó que no contaba con el aire suficiente que se requería.

Entonces tiempo después se volcó al violín, con el que al principio no se llevó muy bien porque le costaba llevar a las cuerdas el sonido que le transmitía su mente.

Pero no se rindió fácilmente. Perseveró, tocándolo todos los días, una y otra vez, a cada rato, hasta que fueron saliendo los tonos y finalmente logró enlazarlos armónicamente para que brotaran las canciones.

Carla Orlando violinista 6.jpg

“Fue por insistencia, sin rendirme. Como todo en la vida, si uno se empeña en algo y lo hace con pasión tarde o temprano lo termina alcanzando”, expresó convencida.

De todos modos no lo toma como una meta que da por finalizado su aprendizaje, porque sigue ensayando para mejorar y estudiando on-line. Y acá deja un dato con tono de consejo: los tutoriales de Youtube prestan mucha utilidad.

La artista sostiene que “hay que estar atentos, prestarles atención a todos los detalles que se van indicando. Poner mucha voluntad”. Y alienta a intentarlo cualquiera sea la edad.

Como JuanK, el acordeonista que suele andar por la plaza y es otro protagonista de la movida cultural callejera y que ahora una gripe lo tiene en su casa, Carla reconoce que también tiene buena versatilidad para el violín. Su repertorio puede recorrer la música clásica, celta, tango, boleros o folclore, entre otros géneros. Por ahí si le dan un tema que no tiene en su lista, lo ensaya hasta que le va saliendo.

En cualquier momento sigue camino

Carla llegó hace un par de días a Cipolletti y en cualquier momento se va. Pero también puede volver de un momento a otro. Ya estuvo acá muchas veces, como parada en su travesía interminable. Se hospeda en un hostel con tarifa popular y desde allí sale a tocar a la calle. Elije Roca y España porque sabe que es una de las esquinas más transitadas.

El sonido enternecedor de su violín rompe agradablemente con la monotonía del movimiento céntrico y sorprende a quien pase por el lugar. No pocos se detienen a escucharla y alguno que otro le deja unos pesos como gratificación por el instante disfrutado. De eso depende su espíritu errante. Con lo que gana se paga el hospedaje, la comida y el pasaje para seguir viaje, que planifica con unos pocos días de anticipación.

Una vida en la ruta

Esa vida la lleva desde hace casi 36 años. Tenía 17 cuando salió por primera vez a la ruta y no paró más. Hoy tiene 53. Suele volver a su Santa Fe natal, donde tiene un hijo que también es músico, pero después va de un lugar a otro. Conoce la mayor parte del país y está encantada con lo que ha visto. “Tenemos todas las estaciones, los paisajes”, resaltó. También ha andado por Brasil.

En contadas excepciones se permite parar en algún lugar más de lo habitual, como cuando le hacen alguna propuesta artística que la convenza. Hace un tiempo se instaló unos días en Plottier, donde le dio clases a una mujer.

Carla Orlando violinista 2.jpg

Ahora viene de Bariloche, donde también permaneció un tiempo más prolongado porque le ofrecieron enseñar en un centro comunitario del populoso barrio El Frutillar, en el suroeste de la ciudad. Fue un trabajo “a la gorra”, es decir que los asistentes pagaban lo que podían. La experiencia fue exitosa y destacó que se sorprendió porque fueron “tres violinistas” al curso.

También ha actuado en casamientos y otros acontecimientos sociales y está abierta a cualquier convocatoria: puede ser ubicada en Facebook: carla.orlando.752 o al celular 2944 - 371139.

Ahora y después

El próximo destino es Santa Rosa, La Pampa, pero no será un viaje directo. Será en un par de días, por lo que para quienes no presenciaron su espectáculo en Cipolletti tienen alguna posibilidad. Cerca de las 10 se instala en la vereda, al lado del café de Roca casi España.

Tiene planeado tomar después un colectivo hacia Río Colorado y, si pinta, no descarta parar en algún punto intermedio. De ahí a la capital pampeana. Después, no sabe. Una posibilidad es ir hasta Necochea y después bajar por la costa hasta Puerto Madryn o Comodoro Rivadavia. Le gusta mucho el mar. A esa altura estima que será primavera, por lo que volvería hacia la cordillera. Quiere volver al Valle en verano, para ir a recoger fruta a las chacras, un placer que disfruta mucho. Ese es el plan ahora, pero no descarta que pueda tener modificaciones.

“Veremos”, aclaró entre risas.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario