El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
26% Hum
LMCipolletti cipoleña

Josefina, la cipoleña que luce en las grandes pasarelas

La joven de 24 años no imaginaba convertirse en modelo. Pero su gracia sedujo a una productora neuquina y, como una historia de hadas, se la abrieron las puertas del mundo glamoroso.

No se imaginaba sobre las pararelas, menos codearse con modelos que están en la palestra nacional.

Josefina Flores, de 24 años, utilizaba habitualmente las redes sociales para difundir su conocimiento como maquilladora y dar consejos terapéuticos, ya que estudió el enfoque holístico.

Te puede interesar...

Pero en esas publicaciones también exhibió el porte ideal y el glamour que demanda el universo de la elegancia. Sus fotos tuvieron eco, y como un cuento de hadas, un día la contactaron de La Mala Productora, una empresa de Neuquén que organizó un desfile en el shoping Alto Comahue de la vecina capital. La varita mágina le había dado un toque inesperado.

La joven participó en ese show y no solo fue una experiencia que la fascinó, sino que le permitió dar los primeros pasos en una carrera que ni siquiera había imaginado. Además pudo tomar un primer contacto con gente del ambiente, quienes toman decisiones.

Esa vez su desempeño sobre las tablas no pasó desapercibido porque no mucho después la misma firma le propuso participar en el Fashion Week, un espectáculo que se raliza en distintas ciudades de la Argentina y que el año pasado tuvo se edición neuquina. Allí conoció al presidente de la organización nacional, Héctor Vidal Rivas, quien la incluyó en su registro para realizar un casting.

Josefina aprobó el desafío satisfactoriamente, lo que se convirtió en la puerta de entrada al profesionalismo.

Aún faltaba más, porque la gran noticia la recibió cuando la convocaron para desfilar en la Semana de la Moda, que se llevó a cabo en agosto en Buenos Aires y luego en otra edición del Fashion Week en Neuquén.

Josefina Flores modelo 3.jpg

Sin embargo el universo aún le tenía preparada otra sorprensa, porque la volvieron a llamar para desfilar en la cena de gala solidaria de Fundami (Fundación Hospital Materno Infantil) que se realizó a fines de enero en el hotel Costa Galana de Mar de del Plata, donde asistieron más de 450 invitados del mundo del especáculo y empresarial. Entre otros famosos estuvo Mirtha Legrand, madrina honoraria de la institución.

En esa oportunidad la cipoleña y el resto de las modelos exhibieron prendas del diseñador Jorge Rey, pero más que nada fue otro desafío cumplido en un nivel de mayor realce.

Instalada en su casa de Cipolletti, la joven sueña con seguir creciendo en el mundo del modelaje, en el que demostró sentirse en absoluta comodida, si bien recién lo ha iniciado.

Mientras, continúa con sus actividades laborales y comparte sus días con su pareja, Josefina aguarda que le suene nuevamente el teléfono para volver a caminar los escenarios.

La magia del destino

Josefina admite que no sabía nada de modelaje y que lo fue aprendiendo en el camino. Después de realizar su primera presentación y disfrutar del debut sobre el tablado, se puso a trabajar en soledad, ensayando en su casa.

No fui a una escuela de modelaje, lo mío fue todo más bien casero”, admite.

De todos modos cuando la convocaron para los Fashion Week le dieron cursos de capacitación que le reforzaron la parte técnica acerca de cómo lucir la ropa.

Sabe que es sorprendente lo vertiginoso que fue todo para ella.

“Empecé el modelaje hace menos de un año y en tan poco tiempo haber llegado hasta ahí es algo mágico, soñado. Esa es la razón por la que recién aparezco”, sostiene sostiene sobre la vuelta de su destino.

También reconoce con un dejo de orgullo que cumplió el primer paso al que muchas no pueden alcanzar, que es ingresar a ese mundillo cargado de brillo y figuras estelares, y que todo fue gracias al alcance que tienen las redes sociales, aunque su gracia particular fue determinante.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario