Cipolletti quiere ser una ciudad vegano friendly

Impulsan un proyecto para que locales gastronómicos brinden esta alternativa.

Cada vez más hombres y mujeres se suman a la onda verde y modifican sus hábitos culinarios al punto de adoptar estilos de vida de vegetarianos y veganos. En ese contexto, donde el consumo expansivo de alimentos y menús gastronómicos que se alejan de la cultura carnívora dominante en un síntoma inequívoco del cambio, Cipolletti quiere posicionarse como una ciudad vegana-vegetariana amigable.

Ya no es una rareza escuchar que una persona se presente como vegetariana o vegana, o que se impulsen ferias y en los súper haya secciones destinadas exclusivamente al segmento poblacional que ha decidido no comer carnes ni sus derivados.

Pero también es una realidad que esa demanda en crecimiento no se satisface del todo con un nutrido y variado abanico de ofertas gastronómicas, saludables y nutricionalmente adecuadas a la dieta que siguen.

La concejal María Alejandra Villagra detectó esa necesidad y trabaja sobre un proyecto de ordenanza que invita a los locales gastronómicos con servicio de mesa en la ciudad a que ofrezcan voluntariamente menús veganos y/o vegetarianos. Puede ser un restaurante, una cantina, un café o un local de comidas rápidas.

Los comercios que se sumen a la iniciativa deberán colocar en su vidriera un cartel con nomenclatura que indique la disponibilidad de esos menús. En tanto, el Municipio deberá ofrecer en forma gratuita el servicio de asesoramiento básico para que los comercios gastronómicos puedan elaborar los contenidos.

“Cada vez hay más gente que no come carne y no tiene propuestas gastronómicas para elegir cuando decide salir a comer. Por eso, la idea es ofrecer menús alternativos, otras opciones; y los que adhieran serán locales amigables con el medioambiente y la salud de las personas”, dijo la concejal Villagra.

Actualmente, el proyecto está en la comisión de Desarrollo Humano y será presentado en una sesión, si el sector gastronómico de esta ciudad le da el okey. La edil ya tuvo el aval de la Cámara de Industria y Comercio y se reunirá con referentes del rubro en los próximos días.

El titular de la CIC, Luis Bunter, aplaudió la iniciativa ya que ofrecería “valor agregado” a la gastronomía local. Consideró que es una “oportunidad de negocio” que puede captar la demanda de vegetarianos y veganos, que está en alza. “Ha cambiado la forma de alimentarse. Lo que se viene es la comida saludable y hay que adaptarse a los cambios”, sostuvo.

Una oferta culinaria más variada también podría ampliar el radio de influencia hacia localidades como Neuquén, tentando el paladar de quienes buscan otras opciones más saludables a la hora de salir a comer.

“Cada vez hay más gente que no come carne y no tiene propuestas gastronómicas para elegir cuando decide salir a comer. La idea es ofrecer menús alternativos”.María Alejandra Villagra. Concejal cipoleña

Algunos no comen carne, otros ningún producto que derive de animales

Las diferencias entre vegetarianos y veganos no siempre están claras. En el caso de los comercios gastronómicos, si es un local vegetariano, ofrecerá productos vegetales y de origen animal, como la leche y los huevos. Y si es vegetariano amigable, será un comercio que incorporará a su carta algunos platos o menús vegetarianos. Si es vegano, deberá excluir todos los productos de origen animal. Mientras que si es vegano amigable, será un local vegetariano o no vegetariano que indica platos veganos de la carta y/u ofrece un menú vegano. Las dietas vegetarianas o veganas son saludables y nutricionalmente adecuadas. Pueden incluso proporcionar beneficios para la salud en la prevención y tratamiento de enfermedades crónicas degenerativas como la obesidad, la hipertensión, la diabetes y el cáncer de colon.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario