Castigaron a un cazador por maltrato de animales

Tenía cuatro perros atados y famélicos en Balsa Las Perlas y la fiscalía cipoleña los rescató.

Un cazador de jabalíes que tenía varios perros abandonados en Balsa Las Perlas recibió un fuerte tirón de orejas de la Justicia cipoleña por incumplimiento de la Ley de Protección Animal. Entre otras pautas de conducta, se le impuso el pago de una multa consistente en 60 kilos de alimentos destinados al refugio municipal ubicado en la Isla Jordán.

Todo comenzó con una denuncia de vecinos preocupados por el estado de abandono de cuatro perros casi famélicos, que además se encontraban atados. Sin demoras, la fiscalía de gestión rápida a cargo de Rocío Guiñazú y su colaboradora, Yesica Montenegro, tomaron intervención y el 1 de junio realizaron un allanamiento en la propiedad. Los animales, hambrientos y sedientos, fueron auxiliados y trasladados a la Isla Jordán, donde no sólo se les dio comida sino que recibieron atención veterinaria.

Te puede interesar...

El dueño de los canes, oriundo de Neuquén capital, fue informado del inicio de una causa en su contra y el jueves fue el protagonista principal de una audiencia donde las integrantes del Ministerio Público Fiscal formalizaron los cargos que se le atribuían. El acusado se sometió a los beneficios de una suspensión del juicio a prueba y la defensa y la fiscalía se limitaron a acordar las pautas de conducta ante la jueza Florencia Caruso.

Uno de los puntos que se discutió fue el pago de 60 kilos de alimento, donde se tuvo presente la marca y la calidad. Asustado por el monto que deberá desembolsar, precisaron fuentes judiciales, el cazador pidió hacerlo en tres veces y se le concedió esa alternativa.

Los perros están protegidos por la Ley de Protección Animal y, a pesar de que no se contempla la prisión para los infractores, pueden ser multados.

También se deslizó la posibilidad de prohibirle la tenencia de animales pero el vecino neuquino argumentó que era cazador de jabalíes y utilizaba los perros en sus salidas al campo.

Desde el Ministerio Público destacaron que el infractor deberá cumplir las pautas de conducta durante el plazo de un año y que los animales abandonados serán dados en adopción.

Con esta nueva intervención judicial en un caso de maltrato animal, la fiscalía a cargo de Guiñazú refuerza su rol destacado en materia de protección de mascotas y situaciones vinculadas con la violación de la ley de fauna silvestre.

--> Los canes serán dados en adopción

El Ministerio Público Fiscal de Cipolletti comunicó que “los interesados en cuidar responsablemente de las mascotas pueden acercarse al refugio canino municipal los días sábados o realizar las consultas pertinentes al 2994624084”. En tanto, el ex dueño de los animales deberá encargarse de comprar 20 kilos de alimento durante tres meses. Durante la audiencia, se comprometió a no realizar ningún reclamo por los perros que tenía totalmente abandonados y hambrientos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario