El clima en Cipolletti

icon
33° Temp
32% Hum
LMCipolletti

Brasil complica el ingreso de frutas argentinas

El Gobierno del país vecino decidió imponer nuevas licencias no automáticas y extremar controles para el ingreso de frutas frescas de nuestro país.

Cipolletti.- El Gobierno brasileño decidió imponer nuevas licencias no automáticas y extremar controles para el ingreso de frutas frescas argentinas, lo que generó preocupación y cautela en los productores locales.
Las medidas decididas por la administración de Dilma Rousseff comenzaron a ser aplicadas el viernes pasado y afectan también a las frutas producidas en Uruguay y Paraguay, lo que ya generó un debate sobre el funcionamiento del Mercosur entre los productores agrícolas y comerciantes.
Una de las trabas comerciales consiste en la aplicación de licencias no automáticas para el ingreso de peras al Brasil y la otra data de la imposición de una nueva etapa de control, lo que demorará la concreción de las transacciones.
Hasta el momento sólo sólo el ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento de Brasil decidía cuáles frutas ingresaban al país, pero dese ahora los productos deberán contar también con la autorización del Departamento de Sanidad Vegetal.
El gigante sudamericano había suspendido en mayo de 2012 las licencias automáticas de importación para una decena de productos perecederos, como manzanas, uvas y algunos vinos y quesos, en lo que fue interpretado como una aparente represalia por trabas comerciales contra la Argentina.
La nueva decisión generó preocupación y cautela entre los productores argentinos y empresas encargadas de empaquetar y comercializar las frutas, debido a que la Argentina es la primera exportadora de peras del Hemisferio Sur y la quinta en manzanas a nivel mundial.
Datos de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (que representa a unas 50 empresas que controlan el 90 por ciento de las productoras de frutas, empacadoras y comercializadoras) indican que en el país al menos 50.000 trabajadores dependen del sector.
El área productiva que representa la CAFI cuenta de unas 50.000 hectáreas implantadas con frutales, 85% en Río Negro y 15% en Neuquén, con unos 4.000 productores, 260 establecimientos de acondicionamiento y empaque, 220 establecimientos frigoríficos, y 11 empresas elaboran jugo concentrado.
Según publicó el diario Los Andes, la noticia no fue menor para los productores mendocinos debido a que Brasil es uno de sus principales destinos: en el primer semestre de 2014, por ejemplo, Mendoza envió al país vecino unos 9.286.928 kilogramos netos de peras en fresco, lo que equivale a 8.613.433 de dólares FOB.
En tanto, las exportaciones de manzanas en fresco al gigante sudamericano alcanzaron los 987.352 kilogramos netos, por un valor de 968.346 dólares FOB entre enero y junio de este año.
Raúl Aruani, gerente de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas Frescas de Mendoza (Aspeff), explicó que en teoría los productores y exportadores de Mendoza no deberían tener problemas con las aprobaciones de las licencias, considerando que se trabaja correctamente según los criterios de sanidad definidos bilateralmente.
Pero advirtió que "son muchas las complicaciones" que pueden aparecer en función de los tiempos de aprobación y reconoció una fuerte preocupación por parte de los exportadores, lo que se traslada en forma automática a los productores.
"Normalmente la entrega de licencias demora unos 15 días. Desconocemos cuánto tiempo más se demorará la autorización de ingreso a Brasil a partir de la nueva normativa, pero sin duda cada día perdido puede traer consecuencias financieras negativas para los exportadores de Mendoza", comentó Aruani.
El empresario señaló que los mayores tiempos de espera no sólo perjudicarán la vida útil de las frutas, sino que además se dificultará la opción de oportunidad de mercado porque mientras la mercadería está parada, se pierden muchas alternativas de ventas.
Mario Bustos Carra, gerente general de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, aseguró al matutino que la nueva traba comercial puede tener un gran impacto para ambos sectores, por la importancia que Brasil tiene para los productores.
Bustos Carra se quejó porque "la actitud de Brasil va en contra de los principios del Mercosur, ya que se está perjudicando a los países que lo integran y no afecta a terceros".
Aruani dijo que Mendoza, Río Negro y Neuquén comenzaron a trabajar en conjunto con el Gobierno de Cristina Kirchner para lograr la retracción de Brasil en relación a las nuevas trabas comerciales.

Dejá tu comentario