Con este incremento, que fue leve (menor al 1%), en las expendedoras de YPF la nafta súper pasó de $24,71 a costar $24,91. En tanto el combustible premium Infinia pasó de los $29,66 a los $29,90.

En el caso del gasoil, en tanto, se pasó de los $26,36 a los $26,60 y de $31,75 a $26,60 en sus dos variantes.

Desde el sector petrolero ya proyectan otro aumento del 10% en la nafta y el gasoil para los próximos meses, ya que aseguran que la tarifa aún está atrasada con respecto a la devaluación registrada en los últimos meses en el país.

En ese sentido, Carlos Gold, titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), sostuvo: “Independientemente de lo que estuvo pasando con el valor del dólar, estaba en los cálculos que el combustible en los próximos meses tenga también un leve aumento, pero ya derivado del desfasaje que se arrastra de tiempo atrás entre el valor del crudo y la devaluación, que venía acumulado”.

Los aumentos de combustible que se vienen se espera que sean graduales y no abruptos. Por estas horas manejan un techo del 5% por cada actualización. Aunque eso dependerá también del comportamiento del resto de la economía argentina y, principalmente, de la cotización de la divisa norteamericana.

Más allá de cualquier análisis macroeconómico, la realidad es que los aumentos de las naftas no se detienen y esto impacta en todos los rubros. Es que al salir más caro el transporte de productos, sube el precio final que se cobra al consumidor.

$24,91 cuesta la nafta súper en YPF.

Esto es en la región del Alto Valle, luego del último aumento que tuvo lugar ayer. Se espera que en los próximos meses aumente un 10%.

LEÉ MÁS

Nuevo golpe al bolsillo: volvió a aumentar la nafta y el gasoil

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario