El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
43% Hum

Auca Liwen apura la negociación por las tierras

Los vecinos esperan avances antes de julio o irán por la expropiación.

La toma Auca Liwen, ubicada en Lisandro de la Torre a poca distancia de la Ruta 22, cumplió tres años y aún se mantiene el litigio por la titularidad de las tierras. Las 30 familias que conforman el asentamiento ocupan un predio de la familia Zoppi, que sigue empeñada en recuperarlo.

En el lugar, el verano resulta particularmente difícil de soportar. El agua potable disponible no es demasiada y la provisión de electricidad es bastante precaria y suele colapsar para perjuicio de los electrodomésticos de los vecinos.

Te puede interesar...


La toma ubicada al sur de la Ruta 22 cumplió tres años. Sigue el litigio con la empresa Zoppi, pero los vecinos quieren acordar el valor de los lotes.

El principal problema, sin embargo, es siempre la falta de regularización de las tierras, ya que el asentamiento es uno más de los muchos irregulares que hay en Cipolletti. La imposibilidad de urbanizar resulta la fuente principal de los demás inconvenientes, pues las empresas de servicios no pueden ingresar legalmente al sector.

Fue un 20 de enero de 2013 cuando se produjo la ocupación. Para sus protagonistas, no fue nada fácil, ya que para quedarse tuvieron que soportar un cerco policial que se extendió por un mes. Luego, la situación se judicializó y así persiste hasta hoy. Sin embargo, en diciembre los pobladores celebraron que uno de los vecinos haya sido sobreseído en el juicio penal que se le instruyó.

Sabino, uno de los referentes, expresó que han mantenido conversaciones con Diego Vázquez, secretario de Gobierno de la comuna, en procura de una mediación con la familia Zoppi que permita una solución consensuada al conflicto. Como en otras tomas, los ocupantes quieren comprar las tierras pero a valores que no sean los de las inmobiliarias, demasiado altos para sus bolsillos.

Se han puesto como plazo para alcanzar un acuerdo hasta junio/julio; si no, se volcarán de lleno al camino de solicitar la expropiación del predio. El escenario es similar al de otros asentamientos, como el Bario Obrero, donde las familias mantienen enormes diferencias con los dueños de las tierras y las negociaciones no han permitido acercar posiciones. La mediación del Municipio aparece como la única alternativa para evitar un juicio de expropiación.

Más reclamos
Al Municipio también le han planteado la necesidad de colocar en calle Lisandro de la Torre un canasto más para la basura, para mejorar la recolección. Para la misma arteria, han pedido la instalación de luminarias nocturnas. Y para las calles interiores, han gestionado material calcáreo. Todo esto, no obstante, permanece todavía sin respuesta por el conflicto de fondo.

Otra demanda que han formulado a la comuna apunta a que se coloquen pilares comunitarios para la luz, para lo cual también se necesitaría de la colaboración de Edersa.

Gestiones
Tortoriello apuesta al diálogo para poder urbanizar los predios

El Municipio puso en marcha el jueves la mediación para intentar solucionar la crítica situación de los asentamientos mediante el diálogo entre propietarios y familias. En la ciudad hay 30 usurpaciones consolidadas, y aunque la situación de cada una tiene sus particularidades, se dividen en dos grupos: las que están sobre tierras fiscales y las que están en litigio por encontrarse en terrenos de privados. "Fue la primera reunión de lo que fui adelantando en la campaña y después de haber sido elegido y que será un tema central de mi gestión, que es ver cómo cambiar la realidad de las tomas en Cipolletti", manifestó el intendente Aníbal Tortoriello tras el encuentro entre referentes del Barrio Obrero B y el abogado del dueño del lugar. En la semana, el jefe comunal se reunió con funcionarios nacionales y planteó la problemática, sondeando el posible apoyo para obras de infraestructura en caso de que se regularice la tenencia.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario