El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
13% Hum
LMCipolletti

Atrapan a Quico tras una búsqueda de cuatro meses

Está condenado por un crimen. Cayó en la casa de su hermana.

Al igual que otros evadidos, José “Quico” Pérez quiso volver a su ciudad de origen para ocultarse y, en la medida de lo posible, llevar una vida en libertad rodeado de familiares y amigos. Pero su presencia en Cipolletti no tardó en llegar a oídos de la Policía, que empezó a realizar un seguimiento y esperó el momento oportuno para capturarlo. Ayer, en horas de la mañana, medio centenar de efectivos confluyeron en el barrio Antártida Argentina y más allá de la resistencia de varios allegados, pudieron reducirlo.

Pérez permanecía prófugo de la Justicia desde el año pasado, cuando se escapó de la cárcel de régimen abierto de la localidad de Pomona. En aquel momento hubo varias quejas y pases de factura entre autoridades penitenciarias y judiciales debido a que al condenado no le correspondía permanecer en un penal de esas características. Justamente, el cipoleño aprovechó la situación para ganar distancia y desaparecer del Valle Medio.

Te puede interesar...

Tras pasar cuatro meses en distintos aguantaderos, Quico eligió esconderse en la casa de una hermana, situada sobre calle Salvador Kossman. Apenas tuvieron el dato los integrantes de la Brigada de Investigaciones cipoleña, se empezó un paciente seguimiento con el fin de conocer los movimientos de uno de los asesinos de Sepúlveda, destacaron fuentes judiciales.

Con el fin de que no volviera a escabullirse, se pidieron los permisos correspondientes a los jueces de turno y las respectivas órdenes de allanamiento.

La acción desarrollada alrededor de las 10 fue muy rápida y contempló la participación de casi 50 agentes de la Brigada, el COER y las comisarías 32ª y 79ª. Tanto los familiares como otras personas buscaron impedir el trabajo policial y a varias de ellas hubo que demorarlas preventivamente mientras se avanzaba con la detención de Pérez. Apenas fue ubicado, se lo esposó y fue retirado del lugar rápidamente.

De acuerdo con las fuentes, las fuerzas de seguridad se limitaron a la detención del evadido y no hubo secuestros de armas de fuego u otros elementos.

Quico quedó a disposición de las autoridades judiciales de turno, que resolverán su destino definitivo.

El traslado a una cárcel “abierta”

Desde su condena a prisión perpetua, José Luis “Quico” Pérez estuvo en distintos penales de la provincia. Su estadía en las cárceles se caracterizó por conflictos permanentes y reclamos de libertad, que recibieron reiteradas respuestas negativas de parte de la Justicia.

En ese marco, no dejó de llamar la atención el año pasado su traslado al penal de Pomona. La decisión fue impulsada por autoridades penitenciarias de la cárcel de Choele Choel y motivó un pedido de informes.

Asimismo, la querella, que representa al padre del joven Matías Sepúlveda, se vio obligada a requerir los motivos del traslado de Quico y, a su vez, su destino definitivo. La presentación se había efectuado ante el Juzgado de Ejecución Penal 8.

Lo ocurrido con Pérez disparó otros cuestionamientos de allegados a la víctima porque se reveló que no era el único con beneficios; según la querella, los hermanos Núñez habían gozado de salidas y encuentros con familiares en la casa de la madre.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario