Warning: getimagesize(https://media.lmneuquen.com/adjuntos/195/imagenes/003/398/0003398730.jpg?0000-00-00-00-00-00): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.0 502 Bad Gateway in /var/www/html.comunicacionesymedios/vendor/thinkindot/cms4/_class/clsFunciones.php on line 2542

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /var/www/html.comunicacionesymedios/vendor/thinkindot/cms4/_class/clsFunciones.php:2542) in /var/www/html.comunicacionesymedios/vendor/thinkindot/cms4/td/modulos/notas/class/DetalleNotasApi.php on line 3674
Así operaba la megabanda de boqueteros | informe, Megabanda

Así operaba la megabanda de boqueteros

Empleadas domésticas y presos le proveían datos para dar los golpes.

Por Guillermo Elía - policiales@lmneuquen.com.ar

La Justicia rionegrina está juzgando a la banda criminal más violenta de los últimos años. José “Chiqui” Forno, su líder, reclutó a los 16 delincuentes más pesados del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Durante el juicio salieron a la luz detalles de la organización y el accionar de la megabanda, que tenía de dateros a empleadas domésticas y presos.

Te puede interesar...

La investigación comenzó en 2015 tras cinco hechos que no parecían estar conectados. Dos boquetes, uno a Zanellato y otro a un supermercado chino, a los que se sumaron una violenta entradera a Zanellato en su casa, el secuestro de un auto robado y la detención de Sandoval, un ex banda Vip que fue reclutado por Forno.

Los investigadores determinaron que tanto en los asaltos como en los boquetes había similitudes en el accionar. Se actuaba en banda, con tareas coordinadas, utilizaban armas de grueso calibre, rostros cubiertos y guantes. Por ese motivo notificaron a la fiscalía, que de inmediato unificó la investigación.

El jefe de investigaciones de la Policía rionegrina, Gastón Leiva, conformó un grupo de trabajo que contó con tres equipos que realizaban tareas de campo, escuchas telefónicas y apoyo técnico. En paralelo, la fiscalía cipoleña también armó un grupo de trabajo encabezado por Guillermo Merlo y la colaboración de Santiago Márquez Gauna, Gustavo Herrera, Rocío Guiñazú Alaniz y Giovanna Moro.

A poco andar, los pesquisas de la rionegrina confirmaron sus sospechas gracias a 15 mil escuchas realizadas. “Las intervenciones telefónicas permitieron detectar la existencia de una banda conformada por un número considerado de individuos. Hay un cabecilla, José ‘Chiqui’ Forno, que planifica, organiza y coordina, identificando las tareas del resto de los delincuentes”, informaban los investigadores a la fiscalía.

Forno y el resto de la banda obtenían datos de sus objetivos a partir de la entrega que hacían empleadas domésticas y presos, esto fue revelado durante las audiencias del juicio que arrancó el 1° de octubre.

Recuadro-Página-28.jpg

En un caso, la entrega que hizo una empleada fue en venganza porque su patrón no le había querido aumentar el sueldo. Por otro lado, se confirmó que desde la cárcel se pasan datos entre delincuentes. Los presos les dan información a los ladrones que están afuera a cambio de que estos le den su parte del botín a sus familias.

Cuando Forno recibía el dato, hacía un minucioso trabajo de inteligencia previo al golpe y seleccionaba a los integrantes que lo iban a acompañar. Mientras estaban cometiendo los robos, mantenían conversaciones por celular y Forno tenía un handy con el que chequeaba la frecuencia policial para evitar imprevistos.

La banda tenía una estructura fija a la que, según el golpe, le sumaban otros colaboradores. Forno, además de ser el líder, se encargaba de quedarse con todo lo robado para reducirlo y luego repartía el botín obtenido.

La megabanda sigue siendo juzgada y se espera que el juicio concluya antes de fin de año.

El asado de fundación de la banda

Se presume que la banda fue fundada a mediados de 2015 tras un asado realizado en Cipolletti. A partir de ahí, la megabanda del Chiqui Forno, condenado recientemente por defraudar a la administración pública, cometió 17 golpes entre entraderas violentas, robos a edificios y boquetes en reconocidos comercios del Alto Valle. Cipolletti fue el escenario predilecto por los delincuentes.

Casi un año de investigación le llevó a la Policía poder reunir toda la información sobre la banda, y el 5 de mayo de 2016 se realizó un gran operativo con 41 allanamientos en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén, donde se logró capturar a casi todos los integrantes.

Cifras-recuadro-página-29.jpg

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario