Apuran la utilidad pública

El Concejo aprobaría el miércoles 15 la urbanización de cinco tomas.

El proyecto de declaración de utilidad pública (DUP) de las tierras de los asentamientos Barrio Obrero A y B, La Esperanza y 2 y 20 de Febrero, ubicados en la zona norte, entró en una etapa crucial. Si mañana hay consenso en la reunión conjunta de comisiones del Concejo Deliberante, la iniciativa se aprobaría el miércoles de la semana que viene. Será un paso fundamental en el camino a la regularización definitiva de algunas de las tomas más pobladas de la ciudad.

Los concejales están trabajando contra reloj para dar una respuesta definitiva a los pedidos de cientos de familias que apuestan a la urbanización y a la posibilidad de contar con servicios básicos en regla, como cualquier otro barrio de Cipolletti.

Te puede interesar...

Los seis integrantes del Legislativo local están analizando en forma detallada el voluminoso expediente girado por el Ejecutivo que conduce el intendente Aníbal Tortoriello. La titular del cuerpo deliberativo, Marisa Lazzaretti, y los concejales Marcela Linhardo, María Eugenia Villarroel Sánchez, Miguel Aninao y María Alejandra Villagra están por concretar un hecho clave para el destino de varios cientos de familias.

Linhardo, coordinadora de la reunión conjunta de comisiones, manifestó que el encuentro se llevará adelante mañana a las 11. Participarán todos los miembros del CD, ya que la convocatoria es para los participantes de las dos comisiones responsables directas del proyecto, las de Obras y Servicios Públicos y de Gobierno, y de las demás existentes, que son Hacienda, y Desarrollo Humano y Familia.

La propuesta incluye, además de la DUP, otros tres puntos en que se instruye al Ejecutivo local a concretar las acciones pertinentes para garantizar la urbanización de las tierras y avanzar en las medidas que permitan el cumplimiento de los objetivos.

En el texto se deja constancia también de la partida que deberá figurar en el presupuesto 2018 para el pago de las 66 hectáreas que abarca la iniciativa. Son fondos que, a su turno, deberán ser devueltos por las familias que tienen lotes en los asentamientos.

De aprobarse, como todo indica, el despacho de comisión conjunta mañana, el CD convocará el lunes a sesión extraordinaria para el miércoles que viene. Allí, seguramente, habrá motivos para festejos por parte de los beneficiarios. Justamente, se habla ya de una movilización popular en que se expresará la satisfacción por el acontecimiento.El proyecto de declaración de utilidad pública (DUP) de las tierras de los asentamientos Barrio Obrero A y B, La Esperanza y 2 y 20 de Febrero, ubicados en la zona norte, entró en una etapa crucial. Si mañana hay consenso en la reunión conjunta de comisiones del Concejo Deliberante, la iniciativa se aprobaría el miércoles de la semana que viene. Será un paso fundamental en el camino a la regularización definitiva de algunas de las tomas más pobladas de la ciudad.

Los concejales están trabajando contra reloj para dar una respuesta definitiva a los pedidos de cientos de familias que apuestan a la urbanización y a la posibilidad de contar con servicios básicos en regla, como cualquier otro barrio de Cipolletti.

Los seis integrantes del Legislativo local están analizando en forma detallada el voluminoso expediente girado por el Ejecutivo que conduce el intendente Aníbal Tortoriello. La titular del cuerpo deliberativo, Marisa Lazzaretti, y los concejales Marcela Linhardo, María Eugenia Villarroel Sánchez, Miguel Aninao y María Alejandra Villagra están por concretar un hecho clave para el destino de varios cientos de familias.

Linhardo, coordinadora de la reunión conjunta de comisiones, manifestó que el encuentro se llevará adelante mañana a las 11. Participarán todos los miembros del CD, ya que la convocatoria es para los participantes de las dos comisiones responsables directas del proyecto, las de Obras y Servicios Públicos y de Gobierno, y de las demás existentes, que son Hacienda, y Desarrollo Humano y Familia.

La propuesta incluye, además de la DUP, otros tres puntos en que se instruye al Ejecutivo local a concretar las acciones pertinentes para garantizar la urbanización de las tierras y avanzar en las medidas que permitan el cumplimiento de los objetivos.

En el texto se deja constancia también de la partida que deberá figurar en el presupuesto 2018 para el pago de las 66 hectáreas que abarca la iniciativa. Son fondos que, a su turno, deberán ser devueltos por las familias que tienen lotes en los asentamientos.

De aprobarse, como todo indica, el despacho de comisión conjunta mañana, el CD convocará el lunes a sesión extraordinaria para el miércoles que viene. Allí, seguramente, habrá motivos para festejos por parte de los beneficiarios. Justamente, se habla ya de una movilización popular en que se expresará la satisfacción por el acontecimiento.

23 millones de pesos dispondrá el Ejecutivo para afrontar la expropiación de las tierras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario