El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
36% Hum
LMCipolletti perros

Alerta por envenenamiento masivo de perros en La Llanada

Ya son 15 los perros que murieron tras comer alimento con insecticida o vidrio molido. Los vecinos tienen dos hipótesis sobre la razón por la cual están matando a sus mascotas.

Un grupo de vecinos de La Llanada, en Cipolleti, denunció públicamente que al menos 15 perros de la zona murieron por la ingesta de alimento envenenado o con vidrio molido. Los dueños llevaron a sus mascotas a veterinarias diferentes, pero el diagnóstico para todos fue el mismo.

Bruno, uno de los vecinos que reside en el área, explicó en diálogo con LM Cipolletti que la preocupante situación fue advertida en una primera instancia el lunes 19 de octubre y se repitió en varias ocasiones a lo largo de la semana, razón por la cual decidieron dar alerta a la Policía de Río Negro.

Te puede interesar...

"Yo vivo en una chacra y el dueño tiene su casa en el mismo terreno. Nosotros somos amigos hace mucho tiempo y el lunes pasado fui a verlo. Allí nos enteramos que los cuatro perros que tenía habían sido envenenados. En un principio creímos que había sido un caso aislado por algún motivo desconocido, pero al día siguiente más vecinos comentaron que a sus mascotas les había pasado lo mismo", detalló.

A su vez, Bruno comentó que los dueños llevaron a sus perros a veterinarias diferentes, pero que en todos los casos se constató la ingesta de alimento con una abundante cantidad de insecticida para el control de Carpocapsa o vidrios molidos. "A algunos les dieron algo para que vomitaron y ahí vieron el alimento que les había dando alguien más, ya que los propietarios no lo identificaron", agregó.

Los casos de envenenamiento se extendieron hasta el jueves y, a la fecha, ya son quince los perros que murieron y cuatro los que lograron sobrevivir gracias al rápido accionar de los vecinos.

Bruno contó que en Cinco Esquinas dos chacareros advirtieron que sus perros también habían sido envenenados, por lo que la preocupación se extendió hasta zonas aledañas.

"Desde ese momento empezamos a llamar a la Policía y ahora están pasando por la zona alrededor de cinco veces al día a modo de prevención. Además, desde que comenzamos a hacerlo público los casos pararon, pero si nos quedamos callados puede volver a suceder", remarcó.

Por su parte, Bruno contó que entre los vecinos barajan dos hipótesis sobre las razones por las cuales están envenenando a sus perros. La primera apunta a futuros intentos de robo, mientras que la segunda se basa en una posible usurpación en una chacra del área que fue desmontada para su posterior reforestación. Sin embargo, esta última es, para los residentes, la menos probable.

Además, mencionó que, al estar en cercanías al acceso al río, son cada vez más las personas desconocidas que pasan por La Llanada ya sea para pescar o pasear, por lo que no han podido notar algún accionar sospechoso en particular.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario