Conocida la decisión de AFA de postergar la famosa reestructuración, los ascensos masivos de tercera a segunda división quedaron en el tacho de basura para los equipos de las provincias.

Todos los caminos conducen a un formato conocido, no por eso menos complejo de explicar para el hincha que volverá a las canchas el domingo 9 de septiembre.

Los clasificados serán divididos en cuatro zonas de nueve equipos cada uno (habrá fecha libre) y se irán midiendo todos contra todos (16 juegos de fase regular). Los cuatro mejores de cada una avanzarán a un reducido (16 equipos), quedando a salvo en ese mismo momento del descenso.

Los mejores se volverán a dividir geográficamente en dos grupos de ocho, buscando un lugar en el pentagonal que se armará con el primero y segundo de cada una, más el mejor de terceros de ambas. Todos contra todos a una sola rueda, el mejor de esos cinco de punta gritará campeón y se mudará a la B Nacional, mientras que la segunda plaza se dirimirá en una nueva fase de playoffs que incluirá a muchos equipos (a definir).

Los tres rionegrinos e Independiente de Neuquén conformarán la misma zona una vez más. Habrá clásicos y partidos convocantes.

Descensos masivos

Si los dos ascensos suenan poco para 36, lo que resulta peligroso es la cantidad de descensos que reservará la categoría: ocho.

Otro de los puntos a consensuar será el criterio deportivo que se tendrá para iniciar la depuración de una divisional que en el corto plazo quedará en 28 participantes.

Es un hecho que, en la primera ronda, los zonales competirían entre sí conformando el siguiente grupo: Cipolletti, Independiente de Neuquén, Deportivo Roca, Sol de Mayo de Viedma, Deportivo Madryn, Sansinena (General Cerri), Villa Mitre de Bahía Blanca, Ferro de General Pico y Alvarado de Mar del Plata; todos ya conformados y en el tramo final de sus pretemporadas que comenzaron hace un par de semanas.

El Chiqui Tapia no vendría el domingo

Claudio “Chiqui” Tapia todavía no lo terminó de confirmar, pero se especula que el viaje del presidente de AFA a Cipolletti no se concretará el domingo.

En principio, su venida tenía mucha relación con la realización de un Federal A diferente, con masivos ascensos deportivos sobre la mesa y la invitación que en persona le realizó el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck.

Sin embargo, con el paso de los días y la decisión de no tocar a la segunda división, el máximo directivo del fútbol nacional esperará un mejor momento para cumplir con su palabra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario