Al abuelo Ramírez lo llevarán a vivir en un geriátrico

Se lo pidió a la fiscalía, cuando lo visitaron a pedido de uno de sus hijos.

Trasladarán al abuelo Mario Ramírez, de 85 años, a un hogar de ancianos de Cinco Saltos. Ayer, la fiscalía se hizo presente en el domicilio donde vive con su mujer y dos hijos, en el barrio 100 Viviendas, y pudo verlo. Le preguntó si quería irse a un hogar de ancianos y él dijo que sí. Es decir, no hizo falta que la Justicia interviniera de forma compulsiva y lo internara en un geriátrico ante el pedido de uno de sus hijos que considera que en su casa no lo cuidan.

El hombre voluntariamente quiso abandonar su casa y vivir en un hogar, aunque esto signifique dejar sus pertenencias, su ámbito más familiar, y trasladarse a otro sitio y a otra ciudad.

Te puede interesar...

Fuentes judiciales cercanas a la fiscalía confirmaron su traslado voluntario y aclararon que no tuvieron que allanar la vivienda para retirar al abuelo. Lo que hicieron más bien fue una constatación en el lugar. Además, la familia, que en principio se mostró reticente con el personal del CITE y no quiso que pasaran para ver cómo estaba el abuelo, evidenció una actitud muy diferente con la fiscalía. Permitió que los funcionarios judiciales pasaran a ver a Mario y que se lo lleven a otro lugar.

Concurrió la fiscal Rocío Guiñazú junto con la Policía, asistentes sociales de la Tercera Edad, personal de la Ofavi, del servicio del Departamento del Poder Judicial y un médico del hospital local. Fue un trabajo articulado que dio resultados.

Antes de efectuar su traslado hasta el geriátrico, el abuelo fue llevado hasta el hospital para que los médicos lo evaluaran. En diálogo con LM Cipolletti, el director del centro asistencial, Carlos Lasry, informó: “El señor está con bajo peso. Sin lesiones. Hemodinámicamente estable y será trasladado a un geriátrico de Cinco Saltos”. El profesional resaltó que el estado de salud de Ramírez es bueno.

Al lugar también se acercó Oscar Ramírez, el hijo que denunció a su propia madre y hermanos por mantener a su padre en mal estado y que reclamaba desesperadamente verlo porque no se lo permitían. “Lo vi mal, por eso le preguntaron si se quería ir y él dijo que sí”, sostuvo.

El hombre comentó que puso a disposición de los fiscales las evaluaciones de su médico de cabecera y del psiquiatra del PAMI cuando él lo cuidó. “Espero que la Justicia castigue a esta familia por lo que han hecho con mi padre, yo no tengo nada que ocultar”, reiteró.

Sin embargo, para la fiscalía quedó muy claro al momento de intervenir, que hay un conflicto familiar muy complejo de por medio, con denuncias cruzadas, que la excede.

El resultado de un conflicto familiar

Denuncia

Oscar Ramírez denunció a su madre y a hermanos por descuidar la salud de su padre, Mario. El hospital determinó que su estado de salud es bueno, pero igualmente el abuelo aceptó irse de su casa cuando le ofrecieron mudarse a un geriátrico.

Sin investigación

La fiscalía siguió el caso hasta acordar el traslado del hombre a un hogar de Cinco Saltos, pero no avanzaría con cargos hacia los denunciados. Aseguraron que en las diferentes entrevistas se evidenció “un conflicto familiar” con denuncias cruzadas.

LEÉ MÁS

Ladrones tienen de punto al Club Marabunta: entraron a robar tres noches seguidas

La familia impidió que vieran cómo vive el abuelo Mario

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario