Acusada de matar a Honores pide el juicio por jurados

Mientras se define su libertad, la mujer hará el reclamo a la Justicia cipoleña.

Mañana será un día de definiciones para un proceso judicial extenso y que se acerca a los dos años: el crimen de Eduardo Honores. El hecho ocurrió en el domicilio de la víctima, en Villegas al 900, y la principal sospechosa es una prostituta neuquina. La mujer ya consiguió la libertad domiciliaria, aunque la fiscalía y la querella se oponen en forma terminante a cualquier beneficio y quieren que siga presa hasta el juicio.

Sin embargo, la discusión en el edificio judicial de España y Urquiza no se circunscribirá a darle o no la prisión domiciliaria a Irene Méndez, sino que tendrá la novedad de un pedido muy especial: la acusada reclamará ser juzgada bajo la modalidad del juicio por jurados. Si obtiene una respuesta positiva, se trataría del primer hecho analizado con este sistema en la Cuarta Circunscripción y en la provincia.

Te puede interesar...

La solicitud podría no encontrar eco debido a que una acordada del Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ) habilitó a juzgar hechos bajo esta modalidad pero que hayan ocurrido después del 1° de marzo. Según fuentes allegadas a la causa, desde la defensa pública se intentará revalidar el derecho de Méndez a pedir esta instancia considerando que la avala la Constitución Nacional, donde el juicio por jurados aparece en varios artículos y en Río Negro quedó reglamentado con la reforma procesal penal.

El reclamo de Méndez se apoya en sus dichos, de que es “inocente”, y que por lo menos hasta ahora no logró ninguna medida favorable más allá de la decisión del juez Julio Sueldo de otorgarle la prisión domiciliaria. En la vereda opuesta están los acusadores, que temen una posible fuga de la mujer; a la hora de los argumentos, indicaron las fuentes, plantearán que no fueron su responsabilidad las demoras en su juzgamiento y que se vieron obligados a esperar otras pruebas solicitadas por la defensa.

Apenas finalice la audiencia de mañana, se deberá programar el juicio oral. Hay varios testigos contemplados para las audiencias y pruebas destacadas que serán descriptas por los peritos.

--> Un preservativo con ADN de otra prostituta

No es para nada fácil la situación de Irene Méndez, quien enfrenta una probable condena a prisión perpetua si es encontrada culpable. Desde la fiscalía a cargo de Martín Pezzetta se impulsa una acusación por homicidio criminis causa; en cambio, la defensa oficial, a cargo de Juan Pablo Piombo, sostiene la inocencia de la neuquina y se encargó de producir distintas pruebas desincriminatorias en los últimos meses.

Una de las últimas pericias que generó una gran discusión puertas adentro del Poder Judicial y también públicamente tuvo que ver con los resultados de un ADN, donde no se encontraron registros genéticos de la acusada. El elemento peritado fue un preservativo hallado en un cajón y que involucró a otra prostituta, de Cipolletti.

Para la defensa, el informe del laboratorio forense favorece notablemente a Méndez; no lo cree así la fiscalía, que describió al preservativo como un objeto “viejo” y hallado muy lejos de los lugares que habría frecuentado Eduardo Honores en sus últimas horas.

Asimismo, uno de los temas fundamentales que deberá analizarse a fondo es el móvil y si la víctima fue asesinada con intenciones de robo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario