El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
24% Hum
LMCipolletti abusador

Abusador de mameluco y en bici acosó a tres mujeres

Los ataques ocurrieron con pocas horas de diferencia. Se estima que hay más víctimas, a las que les piden que también lo denuncien.

En un espacio de 26 horas, al menos tres mujeres fueron víctimas del mismo pervertido vestido con un mameluco en las calles del centro neuquino. El acosador pasó junto a ellas en bicicleta, las manoseó y se dio a la fuga. Una de las mujeres incluso fue acorralada en una vereda y logró ahuyentar al abusador a gritos.

Tras la impotencia por el desagradable momento que las mujeres debieron vivir a manos del pervertidos, Laura (nombre ficticio para resguardar su identidad), una de las víctimas, relató los episodios a LM Neuquén. Contó que, en su caso, ocurrió el sábado 19 al mediodía, cuando se dirigía a la casa de su tía, por inmediaciones de calles Chrestía y San Martín.

Te puede interesar...

“Iba caminando por la vereda y escuché el salto de una bici a la vereda y pensé ‘este me roba’. Como justo iba mandando un audio, me guardé el celular dentro del top deportivo, no tenía otra cosa para que me robe, y cuando pasó, me dio un chirlo que me apretó y me levantó todo”, recordó.

En ese momento, la joven solo atinó a correr al degenerado por varias cuadras, quien nunca se bajó de su bicicleta y así logró darse a la fuga. “Había gente alrededor, pero nadie entendía nada (porque no vieron cuando la tocó). Fue todo cuestión de segundos”, señaló.

La joven se refugió en lo de su tía y desde ahí llamó a la Policía, que la acercó hasta la Comisaría Primera para radicar una denuncia por lo ocurrido.

“Cuando llegué a mi casa, lo empecé a compartir en todos lados y me escribió un amigo que me dijo que había visto que otra chica denunciaba algo parecido y me mandó la captura”, contó.

La descripción del abusador y la situación aportada por esa víctima coincidían: un hombre vestido con un mameluco de color gris o azul oscuro, en una bicicleta roja, que al pasar junto a la mujer manoseó sus partes íntimas y siguió camino. El rostro del sospechoso permaneció oculto por el barbijo.

Laura pudo comunicarse con esa segunda víctima y luego también con una tercera, cuya situación fue aún más aterradora.

“A la otra chica le pasó el día anterior, a las 19, cerca de Roca y Colón. Y ese mismo día pero más temprano le pasó a una señora, a eso de las 11, en Sarmiento y Paso de los Indios. En su caso, el tipo se bajó de la bici, la acorraló y ahí la toqueteó. Cuando ella empezó a gritar, volvió a agarrar la bici y se fue”, relató la joven, de acuerdo con lo que le confiaron esas mujeres.

La señora también intentó correr tras el agresor, pero no pudo alcanzarlo. Sin embargo, al consultar en una casa de las inmediaciones, se enteró de que la Policía ya había pasado en días anteriores en busca de un joven con esas características.

Es por esto que, aunque hasta el momento solo tienen conocimiento de ser tres víctimas en total, no dudan de que hay más. Por lo pronto, los efectivos quedaron a su disposición y se encargaron de monitorear el sector indicado, pero no lograron dar con el sospechoso.

“Queremos intentar acceder a las cámaras de alguna casa para poder verlo mejor, pero hasta ahora no hemos podido. Así como me pasó a mí, le puede pasar a una nena, y no va a parar hasta violar a alguien. Él sabe que en esa zona no hay nada más que casas”, expresó Laura, indignada con lo sucedido, y resaltó: “Por ahí me dicen ‘no andes sola’, pero vivo y hago todo sola. No puede ser que tenga que llamar a alguien para que me acompañe, por ejemplo, a ir a comprar”.

148-provincial.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario