A punta de pistola, mantuvo 12 horas secuestrada a la ex en Neuquén

Violencia de género. El joven fue acusado y ya está en libertad.

Neuquén.- “Callate, subite rápido, no digas nada”, así amenazó a su ex pareja cuando la interceptó en un Volkswagen Gol en pleno centro neuquino y le apoyó una pistola en la cabeza. Para cuando ella subió al auto, descubrió que dos amigos de él también estaban en el interior. A punta de pistola la llevó el agresor hasta su casa en Plottier, donde le dejó marcas en el cuello con el cuchillo que también utilizó para amenazarla. La víctima logró escapar al día siguiente, en un descuido de su captor.

Ayer se realizó una audiencia en la que el juez Cristian Piana avaló el pedido de la fiscalía y acusó al joven por lesiones leves, doblemente agravadas por mediar una relación de pareja y por mediar violencia de género, y amenazas agravadas.

El hecho se desató el 18 de abril, alrededor de las 23:30, cuando el acusado a bordo del Gol interceptó a la joven en calles San Martín e Yrigoyen, en pleno centro neuquino.

Ahí le apoyó un arma de fuego en la cabeza, la obligó a subir al auto, en el que también iban dos amigos del agresor, y la llevó hasta el barrio de Fonavi de Plottier, donde vive. En todo el viaje, él nunca dejó de apuntarle con el arma de fuego. Una vez que llegaron a destino, la obligó a ingresar a la vivienda, a la que también entraron sus amigos y cómplices. Allí, tomó un cuchillo y se lo pasó por el cuello, mientras le sentenciaba: “Te va a re caber por no dejarme ver a la nena”.

Así se refería el agresor a una medida de restricción que le fue dictada, mientras continuaba amenazándola. “Yo quiero que estés acá, esto es culpa tuya por no estar conmigo, a tu papá le voy a meter caño”.

Luego, su ex le arrebató el celular y le sacó el microchip para que ella no pudiera comunicarse con nadie. Él la amenazaba una y otra vez, mientras la joven le suplicaba que la dejara salir de la casa.

Fue recién a las 12:30 del día siguiente que la joven logró escapar de su captor, cuando este fue hasta la cocina. En ese instante, ella corrió con todas sus fuerzas.

30 cm: mide el cuchillo tipo carnicero que le secuestraron al agresor en su casa.

Embarazada ya sufría agresiones

Por lo ocurrido durante la noche del 19 de abril, la joven sufrió excoriaciones de cinco centímetros en el lado izquierdo del cuello y otra de seis en el derecho, producto del cuchillo que le colocó en el cuello, heridas que tardaron en curarse entre una semana y 10 días. Pero durante la audiencia, se reveló que no era la primera vez que ella sufría violencia de género por parte de él, sino que las agresiones venían desde que ella se quedó embarazada. Desde ese momento, la relación se tornó más violenta, con insultos constantes y golpes. En algunas oportunidades con trompadas y ahorcamientos. Como consecuencia de dichas agresiones, el Juzgado de Familia le dictó una prohibición de acercamiento.

144

LEÉ MÁS

Amenazó a su ex novio con un machete y lo violó

Un ladrón quedó preso tras golpear y amenazar a su ex

Fue hasta lo de su ex, le mostró un arma y la amenazó

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario