A los 77 años murió el cantante Cacho Castaña

El cantante se encontraba internado desde hace varios por problemas pulmonares.

A los 77 murió el cantante Humberto Vicente Castagna, más conocido como Cacho Castaña, quien se encontraba internado en terapia intensiva en el Sanatorio de Los Arcos, desde el sábado 28 de noviembre por una afección pulmonar. El cuadro del artista se había agravado debido a un virus. Además, arrastraba serios problemas en sus riñones.

Su médico personal, el Dr. Alfredo Cahe, confirmó el deceso del popular intérprete, que llevaba dos semanas sedado y con una “condición grave” que dejaba poco margen para una nueva recuperación.

Te puede interesar...

Nacido el 11 de junio de 1942 como Humberto Vicente Castagna, el nombre elegido por sus padres, “Cacho” creció en el barrio porteño de Flores. A los seis años empezó a estudiar música y a los 13 se convirtió en profesor de piano y participó en orquestas de tango. “Con pantalones cortos debuté tocando el piano en la orquesta típica de Espósito y seguí tocando música toda mi vida. Pero cuando salió Elvis Presley se nos llenó la cabeza de humo a todos, empezamos a bailar y a mover la pelvis”, comentó hace un sobre su incursión en el mundo artístico por el que dejó atrás su segunda pasión: el fútbol. Reconocido hincha de San Lorenzo, llegó a jugar en la cuarta división del club de Boedo.

Su carrera que incluyó 50 discos editados con más de 600 canciones grabadas. Algunos de sus temas, como “Para vivir un gran amor”, “Naranjo en Flor”, “Cacho de Buenos Aires” y “Café la humedad” forman parte de la cultura argentina. Sin embargo, con el avance del movimiento feminista, sus letras, como “Si te agarro con otro te mato”, fueron cuestionadas por sus concepción machista y misógina.

cacho-susana.jpg

Vivió romances fogosos que ocuparon tapas de revistas, aunque muchos permanecieron ocultos. Las historias más recordadas son las que mantuvo con Mónica Gonzaga, Jorgelina Aranda, Diana María, Marina Cabrales y Susana Giménez, con quien tuvo un affair de siete meses mientras ella tenía un impasse con el fallecido boxeador Carlos Monzón.

"Lo nuestro empezó cuando estábamos haciendo teatro juntos, en Mar del Plata. El primer beso fue entre bambalinas, la atraqué y la besé. La primera vez fue muy romántica, en la casa que ella vivía. Pero para su cumpleaños apareció Monzón y tuve que salir de la casa en el baúl de un auto porque me quería matar”, contó tiempo después el cantante.

También reveló lo que sucedió cuando finalmente se encontró con el femicida de Alicia Muñiz. “Le dije que si me rompía la cara me la hacía de nuevo con la plata que le iba a sacar”, relató con picardía para luego reconocer que "cuando estás caliente con una mina sos capaz de cualquier pelotudez”.

En el 2016 y contra todos los pronósticos con sus 74 años volvió a apostar al amor y reincidió en el matrimonio. La elegida fue Marina Rosenthal Cabrales, una psicóloga marplatense 34 años menor.

Los últimos años de Castaña estuvieron marcados por sus problemas de salud y también por los escándalos que desataron sus polémicas declaraciones. Por caso, en enero del 2018, fue repudiado por decir "Si la violación es inevitable, relájate y goza" en el ciclo televisivo Involucrados. Por los escraches y las críticas que recibió tras ese lamentable episodio, tuvo que suspender varios shows.

A fines del año pasado, el cantante volvió a estar en el ojo de la tormenta por decir en una nota radial que "a las minas hay que voltearlas". "Me enoja que se peleen las minas. A las minas hay que volteárselas. La juventud es una enfermedad que se cura con el tiempo, esperá a que se le caiga la cola a todas", sostuvo en esa oportunidad.

CACHO-CASAMIENTO.jpg

Castaña estuvo internado por problemas cardíacos en 2005 y respiratorios en 2011. Luego, el 24 de diciembre de 2013, ingresó al Sanatorio de Los Arcos por una serie de complicaciones derivadas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). A fines del 2018 el panorama se complicó aún más y a principios de noviembre fue internado de urgencia por un cuadro bronquial.

Mientras se encontraba en el centro médico, delincuentes ingresaron a su casa de Olivos sin forzar ninguna cerradura y se llevaron 25 mil dólares y un reloj. Poco después, el 5 de agosto, debió ser hospitalizado nuevamente debido a un cuadro de neumonía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario