LMCipolletti camioneta

Víctima del desarmadero: "Es un crimen lo que hicieron con mi camioneta"

Claudio es una de las víctimas del desarmadero clandestino. En octubre de 2019, dos hombres armados le robaron la Toyota Hilux, en la toma 2 de febrero. Ayer apareció toda cortada en partes.

El 16 de octubre de 2019, Claudio acercó a un operario de la construcción hasta su casa, en la toma 2 de febrero, y a pocas cuadras lo asaltaron dos hombres armados. Se llevaron el dinero que había cobrado de una obra (30 mil pesos), su Toyota Hilux color negra y varias herramientas de trabajo.

"Tenía tres años de uso nomás, la camioneta estaba impecable y pensé que en algún momento la iba a encontrar. Tal vez en Buenos Aires o en otra provincia. Pero encontrarla toda cortada, como estaba, nunca imaginé. Es un crimen lo que hicieron, haber desarmado una camioneta como esta y cortarla en pedazos con una moladora", expresó el damnificado.

Te puede interesar...

El hombre, de 42 años, es oriundo de Neuquén. Se dedica a la construcción y tiene algunos trabajos en esta cuidad. Por eso, ayer, cuando la Policía desbarató el desarmadero clandestino y le comunicó que había encontrado su camioneta, pudo acercarse de forma inmediata y comprobar con sus propios ojos lo que habían hecho con su Toyota Hilux.

Desarmadero

Hoy regresó al lugar con la Policía para buscar las otras partes que quedaron de su camioneta, y todavía no puede creer que apareciera en ese estado. Tampoco le cierra que el predio donde funcionaba un desarmadero clandestino se esconda detrás de la fachada de una supuesta cancha de fútbol N°5. Menos entiende cómo en el lugar puede haber una metalúrgica y una imprenta con gente trabajando y que nadie se haya dado cuenta.

"Esta mañana fui a retirar algunas cosas y nadie se arrimó. Me podría haber llevado todo lo que había y no pasaba nada. Muy raro que nadie responda por esto. No lo entiendo. Al lado del predio (donde encontraron el desarmadero), hay una imprenta y una metalúrgica. Hay gente que ahí trabaja. Cómo puede ser que no se den cuenta de lo que estaba pasando, que no aparezca un encargado, nada. Todos se hacen los desentendidos", manifestó.

Desarmadero

Inclusive porque las partes de su Toyota Hilux habían sido perfectamente cortadas con una amoladora y estaban desparramadas por todas partes, en un predio donde la Policía procedió al secuestro por robo de al menos cinco vehículos más.

"En un bañito externo habían metido el tanque de nafta, el caño de escape y la caja de carga de mi Toyota. Y lo raro es que la gente que trabaja ahí utiliza ese bañito. No entiendo que nadie haya dicho nada", comentó.

Claudio cree que, en realidad, a su Toyota la desarmaron porque quisieron que desaparezca y no pudieron.

Los otros vehículos que fueron recuperados por personal de la Comisaría Cuarta fueron: otra Toyota Hilux, una Ford Kuga, un Fiat Uno, una Renault Kangoo y un Volkswagen Gol.

Cuando la Policía realizó un gran despliegue en el lugar, apareció un hombre que alguna vez se presentó públicamente como el promotor de una mega feria en ese predio. Ex policía de Neuquén. Sin embargo, el Municipio echó por tierra y para siempre esa posibilidad y no pudo concretar la saladita que tenía en mente.

Ese hombre, quien también sería patovica de un boliche muy conocido en la zona, sigue de algún modo vinculado al predio que está bajo la lupa. Aunque todavía no se puede establecer con precisión si le cabe alguna responsabilidad penal en el desarmadero clandestino; y la Justicia no avanza con ninguna orden de detención.

Alguna vez estuvo imputado en una causa por instigar a la violencia en un partido de Cipolletti y Villa Mitre.

El damnificado espera ahora que la Justicia dé pasos firmes y contundentes, luego de las diligencias que llevó a cabo la Policía con éxito.

Sus herramientas de trabajo, hasta el momento no fueron halladas en el desarmadero clandestino, pero no pierde la esperanza de encontrarlas.

Desarmadero

El robo

El hecho por el cual fue víctima de un robo violento ocurrió el 16 de octubre de 2019, en la toma 2 de febrero. Todos los días iba a dejar a un operario de la construcción hasta su domicilio. Justo ese día, había cobrado un dinero de una obra en ejecución y tenía sus herramientas de trabajo.

Cerca de las 18, dejó al muchacho que llevaba en su casa; y a dos cuadras de su domicilio, un hombre en bicicleta se tiró debajo de la camioneta, simulando haber sufrido un choque.

"Cuando lo fui a auxiliar, apareció otra persona detrás mío, que no vi, y largó un disparo. Yo me abataté, y entre los dos me empezaron a pechar. Me amenazaron, automáticamente se subieron a la camioneta y se fueron. A mi siempre me dio la sensación de que me habían hecho una cama", cerró Claudio.

Por el hecho intervino en su momento personal de la Comisaría 45.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
2.3809523809524% Me gusta
0% Me da igual
2.3809523809524% Me aburre
95.238095238095% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario