El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
40% Hum

Vecinos solidarios salvaron a un golondrina amenazado

El obrero tucumano fue corrido de una chacra tras sufrir un accidente.

Gustavo Arroyo
arroyog@lmneuquen.com.ar

A Enrique Alberto Flores, de 35 años, oriundo de la localidad tucumana de Santana, lo salvó la solidaridad cipoleña. Tras ser amenazado de muerte por el encargado de una chacra de Colonia María Elvira, inició un recorrido impensado que primero lo llevó al hospital, luego a la plaza San Martín y, finalmente, a la casa de una vecina solidaria. Ahí permanece desde mediados de la semana pasada y a la espera de una resonancia magnética que determinará la lesión que tiene en la pierna derecha. Después, regresaría a su provincia natal para reencontrarse con su esposa y pequeños hijos.

Te puede interesar...

La presión ejercida por medios de comunicación, como la radio, la televisión, las redes sociales y este diario, derivaron no sólo en numerosas muestras de solidaridad sino en una serie de respuestas concretas de la empresa frutícola que contrató a Flores. Anteayer recibió un anticipo de sueldo que le correspondía por 2000 pesos. Hasta ese momento, sobrevivió con no más de $300 y la colaboración desinteresada de familias de la ciudad. Este aluvión de ayuda le permitió enviar vía correo $1000 a su esposa e hijos. "Ella no puede trabajar porque mis hijos son chiquitos: Jazmín, de dos meses, y Tomás, de un año", explicó Enrique en diálogo con LM Cipolletti.

Al igual que otros trabajadores golondrina, Enrique llegó por primera vez al Alto Valle atraído por los supuestos salarios generosos de la cosecha. Pero las sorpresas llegaron con la primera quincena de enero y un cobro exiguo de apenas $2400.

Resignado, siguió adelante con su tarea diaria que arrancaba a las 7:30 y se extendía hasta las 18:30. Su paso por la zona le tenía reservado otro mal trago: mientras llevaba una pesada escalera se enredó en el pasto y terminó con la pierna y el tobillo torcidos. En cualquier otra circunstancia era un accidente de trabajo común, pero parece que para el encargado de la chacra significaba un gran trastorno y ahí empezó un inesperado calvario para Enrique. "Me corrió con una maza mientras me decía que me iba a romper la cabeza", fue la respuesta del responsable del predio rural a sus reclamos de que lo llevaran al hospital.

Un empleado del gremio UATRE finalmente lo trasladó hasta el médico, que ordenó una serie de estudios y, a la vez, le indicó que debía usar muletas.

Ante las amenazas de muerte de su jefe, Enrique se presentó en la Comisaría Cuarta para realizar una denuncia. Después, decidió instalarse en la plaza San Martín. Entregado a su suerte, aparecieron los primeros cipoleños solidarios que le sugirieron hacer pública su situación. De esta forma, la vecina María Soledad Diéguez se enteró de lo que le sucedía y, aunque su intención primera fue llevarle alimentos, le ofreció su hogar: "No pude más que decirle que viniera a mi casa". Y para que no queden dudas de sus buenas intenciones, le dijo: "No tengas miedo que yo te voy a ayudar".
Enrique permanece en la casa de Soledad y espera volver a Tucumán. "Yo puedo ser ignorante, pero mi dignidad no se vende", apuntó.

"UATRE desapareció totalmente. Un empleado me hizo de remisero, pero era amigo del encargado de la finca. Y este le dijo que yo lo había amenazado".Enrique Alberto Flores. Peón cosecha Ley 20744, legajo 14.097

"Que se haga oír mi reclamo"

Santana es una pequeña localidad de Tucumán y sus habitantes recurren al empleo público o changas. En el segundo grupo se encuentra Enrique Flores, quien trabaja en la cosecha de limones y arándanos y complementa con tareas de albañilería. Así se gana la vida y mantiene a su grupo familiar.

Llegó al Alto Valle de la mano de un amigo y su objetivo era trabajar y enviar dinero a su esposa. "Yo vine a trabajar", exclamó, y puntualizó: "Esto le puede pasar a cualquiera y por eso quiero que se haga oír mi reclamo".

Muy disconforme con UATRE, la ART y la empresa, rescató la mano solidaria de los vecinos y principalmente la ayuda brindada por Soledad, quien armó un grupo en Whatsapp que se llama "Ayudemos a Enrique".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.5454545454545% Me interesa
5% Me gusta
3.6363636363636% Me da igual
4.0909090909091% Me aburre
82.727272727273% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario