Un "viejo verde" acosa a mujeres en el Don Bosco

El último incidente tuvo como víctima a una joven embarazada.

Esta semana, un nuevo incidente protagonizado por un hombre que sería alcohólico les puso los pelos de punta a los vecinos del barrio Don Bosco debido a que la víctima fue una joven embarazada. De acuerdo con fuentes policiales, el protagonista del hecho es muy conocido, aunque hasta ahora no se tomó ninguna medida judicial. En forma desaforada, cada vez que una adolescente, una joven o una mujer adulta pasa por el frente de su casa empieza a gritarles; también a veces se muestra muy amable, pero siempre con intenciones que generan muchas sospechas.

El último ataque del “viejo verde”, como lo denominan muchos vecinos, involucró a una joven de sólo 20 años que está embarazada. Según las fuentes, la chica regresaba de la escuela, a la que había ido a buscar a un hermano, y fue sorprendida por el vecino en la vereda de calle Bolivia. Quiso tomarla de la campera.

Fue una situación muy desagradable pero pudo escapar y llegar hasta su casa, ubicada a pocas cuadras. Contó lo sucedido y decidió presentarse en la comisaría de la jurisdicción para realizar la denuncia. La novedad fue que no se puede hacer mucho y que el depravado acumula varias presentaciones en la Policía provincial.

El acoso protagonizado por el hombre no tardó en llegar a oídos de las familias que viven en la zona, que están cansadas y quieren que se adopten medidas preventivas o directamente que se inicie una causa penal. “Tengan mucho cuidado con sus hijos e hijas”, fue el mensaje de la familia damnificada a través de las redes sociales.

Ayer, una comerciante del barrio confirmó a LM Cipolletti la presencia amenazante del “viejo verde” y aseguró que los reclamos de medidas policiales o judiciales viene desde hace rato.

La principal preocupación de los vecinos tiene relación con los menores que van y vienen por Bolivia y que, ante cualquier intento de amarrarlos, no tienen la posibilidad de defenderse como lo hizo la joven embarazada. En concreto, hay coincidencia en que no debe ocurrir lo peor para que se adopte alguna disposición judicial.

El depravado vive en el límite de los barrios Don Bosco y Brentana y en los últimos meses acumula cuatro denuncias. Sin embargo, nunca fue detenido.

Escraches y justicia por mano propia

Ante la ausencia de respuestas valederas de las autoridades policiales y judiciales, una gran mayoría de vecinos elige las redes sociales para prevenirse y alertar sobre casos como el del “viejo verde”.

La información sobre este tipo de hechos genera temor y también mucha indignación, con personas que proponen escraches en las casas de los depravados o justicia por mano propia. Por este motivo es necesaria la intervención de la Policía y, principalmente, los funcionarios del Poder Judicial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario