Un llamado de atención a los padres violentos

La última fecha de la Liga Municipal se juega sin las familias.

La última fecha del torneo Apertura de la Liga Municipal de Fútbol Infantil que se jugará este fin de semana en el predio González, será sin el acompañamiento de las familias. Se trata de una medida disciplinaria hacia los adultos, tomada por los delegados de los equipos que participan y el área de Deportes de la comuna. La novedad generó malestar entre los padres y madres, quienes apuntan a que las sanciones deberían estar dirigidas hacia las personas violentas y no a todos por igual.

“En un partido, mi hijo Franco estaba atajando y al finalizar el primer tiempo contó que varios papás del otro equipo se pusieron detrás del arco y le decían que no la ataje, que era malo. Iban ganando 3 a 1, él se puso nervioso y terminaron perdiendo. Su abuelo se tuvo que acercar para que dejaran de molestarlo. Desde entonces, lo repetimos todos los partidos por las dudas. Es lamentable que pasen estas cosas, pero los que no hacemos nada no tenemos la culpa, tendría que haber un derecho de admisión o aplicar la prohibición en casos puntuales”, manifestó Lorena Campos.

Te puede interesar...

Ariel Pino, padre de Valentino de San Isidro, indicó que la prohibición no resuelve el problema: “Me parece que no está bien. La Liga debería sancionar a los equipos que generan violencia, no a todos por igual. Además, si no son sanciones puntuales, la corrección no existe. Ahora ya es tarde y caemos en el facilismo de tomar como medida la prohibición”.

"Se decidió, junto con los delegados, que en la última fecha del torneo se juegue sin los padres, para concientizar”, dijo Aníbal Iachetti, Director de Deportes de la Municipalidad de Cipolletti

Pese al malestar generalizado, Aníbal Iachetti, director de Deportes de la Municipalidad, explicó que se trata de una medida que durará solo durante la fecha de cierre del certamen, y que antes del inicio del torneo Clausura trabajarán en un reglamento que responsabilice a los equipos en el que los simpatizantes sean violentos. El funcionario aclaró que las agresiones nunca fueron físicas, pero sí hubo cruces verbales entre adultos y también insultos hacia los futbolistas.

"La Liga Municipal debería sancionar a los equipos que generan violencia. No a todos por igual”, dijo Ariel Pino, Padre de Valentino, de la escuelita de San Isidro

“La decisión fue tomada por los delegados de los equipos que participan de la Liga. Creemos que acompañar la medida fue lo mejor, porque venimos teniendo algunas dificultades con el comportamiento de los padres, que está afectando el normal desarrollo de la actividad”, señaló Iachetti. “Nuestra prioridad es la seguridad de los chicos y, atentos a que hay un problema, por la conducta de los padres, ya sea entre ellos e incluso hacia algunos de los chicos que juegan, buscamos tratar de darle una solución a esto” amplió.

"Los que no hacemos nada no tenemos la culpa, tendría que haber un derecho de admisión a casos puntuales”, dijo Lorena Campos, Madre de Franco, de Cipolletti Blanco

El objetivo será “concientizar”, según el funcionario. “Los padres simplemente tienen que ser acompañantes y los chicos, disfrutar del fútbol. Hay chicos que han dejado de ir porque se sienten intimidados con los gritos de afuera, hay familias que dejaron de llevarlos por este tipo de circunstancias”, manifestó, y aclaró: “Es una medida para esta última fecha, después volveremos a la normalidad, haremos un reglamento con sanciones para los equipos que cometan alguna falta. Es para que los padres entiendan y recapaciten”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario