Tuvo una trombosis y zafó del juicio por abusar de niñas

Es conocido como el Sodero y fue denunciado el año pasado. Manoseó a nietas de una ex pareja.

Lo identifican como el Sodero y acumula múltiples acusaciones por abuso de menores. Zafó del juicio oral porque tuvo una trombosis. Ante la inminencia de la feria judicial de verano, recién en el 2018 lo sentarían en el banquillo para que responda por seis hechos.

Cada tanto trascienden casos realmente aberrantes y que tienen como víctimas a niñas y niños. La causa penal que había llegado a juicio oral y que se había programado para finales de noviembre y comienzos de este mes tuvo que ser suspendida por el estado de salud del acusado.

Te puede interesar...

De acuerdo con fuentes judiciales, desde la defensa se comunicó que el imputado por manoseos y otros abusos a niños de 8 a 11 años había sido afectado por una trombosis. Por este motivo, la fiscalía, a cargo de Eugenia Vallejos, decidió comprobar in situ el estado del acusado y se trasladó hasta su domicilio.

Frente a las nuevas circunstancias, el debate oral fue pospuesto y los familiares de las víctimas se encuentran a la expectativa de su reprogramación.

El imputado tiene 68 años y se dedica al reparto de agua y soda; según las fuentes, varias de las víctimas eran nietas de una ex pareja. Los abusos fueron cometidos entre el 2015 y 2016, y los hechos que se pudieron comprobar son seis. En cuanto a las víctimas, cuatro menores pudieron dar detalles de los manoseos y otras situaciones de acoso mediante cámara Gesell. En un quinto caso no se pudo comprobar el abuso.

En algunas denuncias, los padres se constituyeron en querellantes. Tanto la representante del Ministerio Público Fiscal como un médico forense se encargaron de informarles sobre las razones de la suspensión del juicio, explicaron las fuentes.

Los abusos descritos por las víctimas se dieron en distintos momentos y con mucha impunidad, en la casa e incluso cuando circulaban en un vehículo por las calles de Cipolletti.

4 menores fueron víctimas de los abusos, que se habrían cometido a partir del 2015.

Quieren que quede tras las rejas

Familiares y allegados a las víctimas de los abusos se encargaron de convocar a la comunidad cipoleña a seguir de cerca el proceso, mediante pequeños afiches pegados en la zona céntrica. El juicio, si se realizaba, iba a quedar cerrado el lunes pasado y la semana que viene comunicarían la sentencia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario