Tras su eliminación de La Voz, Camila hizo su descargo: "Yo también me enojé porque me tocó un reguetón"

La neuquina habló de la equivocación de Marley al presentarla y reconoció que no estuvo de acuerdo con el reguetón elegido por Axel y Becky G: "Me vi obligada a reproducir una canción con una letra machista".

"Ya está, esto es un juego y no se termina acá. Yo voy a seguir viviendo de mi música", aseguró Camila Canziani, la neuquina que el martes por la noche quedó eliminada La Voz Argentina, tras competir con Amorina Mariana Alday, quien fue elegida por Axel para que siga en carrera.

Es que fue una gala polémica desde la presentación de las participantes. Marley dijo que Camila tenía 30 años, que vive en Palermo y que estudiaba traductorado de inglés. Después, los jurados del ciclo optaron por Amorina porque consideraron que hizo una interpretación más "atinada" de "Princesa", el reguetón de Tini Stoessel.

Te puede interesar...

"Cuando uno canta tiene que llevarse con la música. Si hay una pelea ahí, uno siente que hay algo raro", dijo Soledad Pastorutti. "Me incliné por Amorina porque le fluía más el swing de la canción", sostuvo después Axel.

Luego de que las redes estallaran con quejas por la decisión del coach, la joven oriunda de Centenario compartió un video donde -con humor- habló de las desprolijidades y controversias que se dieron en su batalla.

"Bueno, así que soy de Palermo y estudio profesorado de inglés, me acabo de enterar!", lanzó con ironía. "Por si no quedó claro, estudio artes escénicas y soy de Centenario, así que un beso grande a mi Patagonia querida. Y para lo que se enojan porque me tocó un reguetón, yo también me enojé", reconoció entre risas.

Embed

Más tarde, en diálogo con LMNeuquén Camila señaló: "No creo que me hayan perjudicado porque esto es un juego. Creo que lo de Marley fue una equivocación, aunque me sacó de eje escuchar que me haya presentado de esa forma. Igual tengo las herramientas para trabajar con mis emociones y entendí que tenía que dejarlo de lado para dar lo mejor, teniendo presente siempre a mi querido pueblo y a mi querida provincia".

Fiel a sus convicciones y a su estilo frontal y honesto, Cami no disimuló su disconformidad en cuanto al tema elegido por Axel para que librara la batalla, y las indicaciones dadas por Becky G para que encare la performance.

"Después de haber estudiado tantos años música, creo que -en cuanto a nivel estructural y de composición- el reguetón deja mucho que desear. A mucha gente este género le transmite mensajes y le toca fibras íntimas, pero a mi no me identifica. Hice un esfuerzo muy grande por ensayar el tema y escucharlo porque estaba frente a una letra totalmente machista en una sociedad muy movilizada hoy en día con la igualdad de género", lamentó.

"De golpe me vi obligada a reproducir estas palabras que intentan dar un mensaje ajeno a lo que pienso. Igual no me iba a quejar, me parece que una artista para crecer tiene que pasar por todos lo ámbitos. Entonces dije: 'Voy a jugarlo desde un personaje asexuado para mostrar que cualquiera puede ser una princesa sin importar el sexo, la apariencia, la edad, la altura, el color de piel o el peso", contó y añadió que ella misma eligió su vestuario.

Tras aclarar que está feliz de que su competidora siga en La Voz porque es "una chica muy buena y talentosa", Camila discrepó con el criterio de los jurados. "Le dijeron que estuvo más acertada porque hay una tendencia a caer en el estereotipo de la princesa y quizás ella daba más con ese prototipo o look 'femenino'".

En cuanto al coaching de Becky G, señaló: "Me dijo que tenía que interpretar el tema de una manera 'sexy' y yo digo ¿qué es belleza y qué no?. Le deseo los mejores éxitos en su carrera pero no es alguien a quien admire y no comparto su criterio. ¿Por qué vale más una interpretación desde lo sexy?".

"Si bien era una batalla yo me presenté a cantar con una persona para fluir en el escenario y a jugar con la canción. Si hubiese querido quizás hubiese encontrado la manera de opacarla mostrando mi caudal de voz, pero lo evité porque tiene patologías en su cuerdas vocales y no me parecía bien dejar el compañerismo de lado y ganarle a toda costa. Primero está lo humano y es eso lo más importante del artista y fue en lo que me basé, además de dejar el mensaje de que todos somos iguales desde nuestra esencia, sin que importe la apariencia",

Con todo, Camila remarcó que su experiencia en La Voz fue positiva. "A nadie le gusta perder, pero yo creo que gané con todo el amor del público, los mensajes hermosos que me mandaron y la cantidad de gente que llegué. El hecho de haber podido entrar en el medio fue muy importante porque vivo de esto y pretendo seguir", destacó.

"También me ayudó a acentuar y confirmar mi postura en torno a la música. Yo no soy un bicho comercial, yo no soy un producto. Lamento que hoy se ve a la música desde el signo pesos porque no es así. Un artista busca a dar un mensaje", recalcó.

Por último, Camila volvió a agradecer a sus seguidores y anticipó que estará por la región a fin de año. "Voy a ir para las fiestas y espero hacer algún show para principios de enero. Quizás esté en alguna fiesta sorpresa", deslizó y advirtió que le encantaría cantar en la Fiesta de la Confluencia y mostrar lo que puede hacer "más allá de una bajada de línea".

LEÉ MÁS

Fin del sueño: Camila quedó eliminada de La Voz y sus seguidores estallaron en furia

Mirá a Camila, la joven neuquina que la rompió en La Voz

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario