El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
19% Hum
LMCipolletti Bomba

Su pasado lo condenó: el ladrón de la bomba quedó preso

Tenía una condena por un hecho de violencia de género. Volvió a delinquir y se hizo efectiva. Tampoco tiene arraigo en la zona. Se dispuso la prisión preventiva.

Quedó preso el hombre que intentó llevarse una bomba sumergible que está detrás del cementerio. El acusado no pudo zafar de la prisión preventiva, aunque el delito que se le imputa en otros casos garantiza la libertad porque fue en grado de tentativa. En el caso, sus antecedentes previos lo condenaron.

Según informaron fuentes judiciales, el hombre quedó detenido con prisión preventiva porque tiene una condena por un hecho de violencia de género. Por lo tanto, en caso de recaer otra condena la misma iba a ser efectiva. "Además, no tenía arraigo en la zona y se acreditó que existía riesgo de fuga. No hubo discusión en ese sentido por la defensa", se indicó desde el Ministerio Público Fiscal.

Te puede interesar...

El hombre, de aproximadamente 35 años, sería oriundo de Cipolletti, pero no tiene lugar de residencia.

Desde la Fiscalía se adelantó que es muy posible que por el hecho que ahora se investiga el hombre responda por la tentativa de robo en un juicio abreviado donde reconozca su responsabilidad. "Es una de las salidas alternativas", agregaron.

Fue acusado en una audiencia de formulación de cargos, en la que participaron las fiscales Eugenia Vallejos y Vanina Bravo. También, la defensora Cecilia Ibañez. La jueza Laura González Vitale hizo lugar a la acusación y a la prisión preventiva.

De acuerdo a la acusación fiscal, el hombre intentó robar una pesada bomba que impulsa líquidos cloacales, aguas arriba de las calles Alberdi y Venezuela. Fue sorprendido entre las 22 y 23 del martes, cuando un testigo se comunicó con la Comisaría 24. Dos ladrones sustraían cables y caños detrás del cementerio local. Eso fue lo que inicialmente se denunció.

Bomba de cloacas 03.jpg

Cuando personal de la unidad acudió al lugar, pudo atrapar a uno de ellos, quien ahora fue acusado y quedó preso. Su cómplice logró escapar, favorecido por la oscuridad de la noche en el sector.

Para esto, ya habían cortado los cables subterráneos de la bomba y estuvieron a punto de llevársela. Utilizaron algo parecido a un malacate, guantes especiales para trabajar con corriente y una pinza. Estas herramientas quedaron tiradas en la vereda y fueron secuestradas por la Policía.

Sin embargo, por los daños ocasionados para retirar la bomba, personal de Aguas Rionegrinas tuvo que acudir al lugar y ponerse a trabajar para subsanar el inconveniente lo más rápido posible, a fin de evitar complicaciones mayores a la población que vive en la zona.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario