Solano: perpetua a los 7 policías

La Justicia los condenó por el crimen del trabajador golondrina.

Los siete policías de Choele Choel acusados por el asesinato del trabajador salteño Daniel Solano fueron condenados a prisión perpetua. El tribunal integrado por los jueces María García Balduini, Oscar Gatti y Gastón Martín los consideró coautores del crimen del trabajador rural, desaparecido en el Valle Medio en 2011.

La ex Cámara Criminal Segunda de Roca los consideró coautores de los delitos de “homicidio agravado por alevosía y por haber sido cometido por miembros de una fuerza de seguridad abusando de sus funciones”.

Sandro Berthe, Pablo Bender, Juan Barrera, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel, Diego Vicente y Héctor César Martínez fueron condenados por homicidio agravado por alevosía y por haber abusado de sus funciones.

Asimismo, el Tribunal de la ex Cámara Criminal Segunda de Roca no hizo lugar al pedido de prisión preventiva de la fiscalía y la querella, ya que “los imputados se encuentran bajo caución real y con prohibición de salir del país”. Así, los policías permanecerán en libertad hasta que el fallo quede firme.

Para los magistrados, la fiscalía y la querella lograron probar que Solano fue víctima de la violencia policial desplegada por estas siete personas, que su fallecimiento fue producto de ello, y tras ello su cuerpo no fue hallado hasta la fecha.

Para el tribunal, está probado que asesinaron al joven salteño.

“Solano fue sacado a la fuerza del boliche Macuba por los empleados policiales mencionados por los testigos, a quienes se sumaron luego el resto de los policías, que siguieron pegándole a Solano sobre calle Villegas e indefenso lo subieron a la camioneta EcoSport seguida del Duna rojo”, explicaron los jueces durante la lectura de la sentencia. También hicieron alusión a la billetera que era de la víctima, que fue encontrada en uno de los rastrillajes concretados por las fuerzas policiales junto a compañeros de trabajo de Solano y que luego desapareció entre los secuestros que figuraban en la causa, “una irregularidad más de la investigación realizada”.

El joven había denunciado explotación laboral en la cosecha, lo que se presume como el móvil del crimen. Los autores intelectuales nunca fueron acusados. El tribunal se basó en el alegato de la fiscal Teresa Giuffrida respecto “del miedo constante evidenciado en los testigos para prestar su declaración antes y durante el proceso”. Por ello, aseguraron que llegaron a la condena al analizar “la prueba en su conjunto” y no los testimonios individuales.

LEÉ MÁS

Mañana se conoce la sentencia por el juicio de Daniel Solano

Detuvieron a una testigo por falso testimonio en el juicio por Daniel Solano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario