"Sin estar adentro, no podés cambiar el Ministerio"

El fiscal Gustavo Herrera reafirmó su postulación a la Procuración.

GUSTAVO ARROYO

arroyog@lmneuquen.com.ar

La discusión sobre la elección del procurador rionegrino se recalentó en los últimos días, luego de que el gobernador Alberto Weretilneck mencionó su preferencia por uno de los candidatos.

Este posicionamiento podría suponer que las expectativas del resto de los postulantes en carrera no sean las mismas y que mostraran sus dudas en relación con lo que se resolverá el 5 de diciembre. Sin embargo, el hombre que representa a la Cuarta Circunscripción con asiento en Cipolletti, el fiscal Gustavo Herrera, está muy lejos de exhibir algún tipo de desaliento, y como un Quijote cree que es el momento justo para ser el guía de un proceso de gran transformación del Ministerio Público rionegrino. “Si no estás adentro, no vas a poder cambiar el Ministerio Público. Ofrezco mi capacidad de trabajo y de resolución”, apuntó el funcionario, que con sólo 46 año, tiene una dilatada carrera en el ámbito del Poder Judicial provincial.

Herrera mantuvo un extenso diálogo con LM Cipolletti y dio sobrados motivos para postularse al máximo cargo que contempla el Ministerio Público. Varios de los puntos que se encargó de resaltar tienen que ver con el nuevo Código Procesal Penal y “el cambio de hábitos” que se debe impulsar en el conjunto de fiscales y colaboradores.

En primer término, reconoció que el Poder Judicial está en deuda con la comunidad y analizó: “Estamos en un momento histórico porque después de muchos años el sistema político ha reaccionado y sabe que el Poder Judicial, en el área penal, no da respuesta, no da la respuesta que demanda la sociedad. Esto ha provocado una baja credibilidad por parte de la sociedad y esto es un fuerte llamado de atención para los que estamos adentro, los auxiliares y la sociedad toda; nos tenemos que dar cuenta de que no debemos actuar por reacción sino tratar de prevenir”.

De manera muy didáctica, Herrera apuntó que el papel, el expediente, dejó de estar en el centro de la escena y que ese lugar ahora debe ser ocupado por la persona. En este marco, ve a un fiscal en la calle, no detrás de un escritorio. “El fiscal tiene que ser un hombre que lidere un equipo, que trabaje en la inmediatez: ocurrió el hecho y tiene que trabajar con las personas de manera informal; puede grabar las entrevistas, anotarlas en un papel o recordarlas en su cerebro, pero lo que no puede dejar de hacer el fiscal es de atender a la persona, sí o sí tiene que atender a las personas él o su auxiliar inmediato”, enfatizó.

Otro punto que dejó en claro Herrera tiene que ver con el presupuesto y el vínculo con el STJ. Su apuesta es por un muy buen entendimiento. “Si yo me peleo con el Superior Tribunal, no pierde Herrera ni pierde el fiscal, pierde doña Rosa, ese es el punto. El Superior Tribunal y el procurador tienen que encontrar el camino para satisfacer a doña Rosa”, explicó.

100 Es la cantidad de expedientes viejos.

El fiscal Gustavo Herrera hizo hincapié en la capacidad de trabajo y resolución. La Cuarta Circunscripción es la que menos expedientes acumula tras el arribo de la reforma procesal.

4 postulantes aspiran a ocupar el máximo cargo del Ministerio Público.

Un hombre del Poder Judicial

Gustavo Herrera nació en San Antonio Oeste y no se olvida de su pasado, con una madre que fue trabajadora en una casa particular y su primer trabajo como policía, que le posibilitó costear sus estudios de Abogacía en General Roca. De esta forma, atravesó todos los peldaños de la carrera judicial como empleado, jefe de despacho y secretario de un juzgado. Llegó a juez y después, tras el debido concurso, se transformó en fiscal de cámara.

En la actualidad no sólo está al frente de los fiscales de la Cuarta Circunscripción, sino que se puso la camiseta para los delitos en flagrancia y está disponible las 24 horas para las víctimas de este tipo de hechos.

“Me siento hijo del Poder Judicial”, aseguró el fiscal, que en Cipolletti y la región es protagonista frecuente de acuerdos de partes en conflicto.

La energía puesta en los problemas de la sociedad

Para el jefe de los fiscales de la Cuarta Circunscripción, la preferencia del Poder Ejecutivo provincial por un hombre de afuera es lógica. “Yo respeto esa posición. No se puede decir que es una cuestión caprichosa porque hay mucha gente que piensa que es necesario que venga alguien de afuera para generar vientos de cambio”, dijo.

De igual modo, Gustavo Herrera opone varios argumentos a la idea de impulsar como procurador a una persona ajena al Poder Judicial. En primer lugar, aseguró que “alguien de afuera no lo podría cambiar (al Ministerio Público). Sólo alguien que está dentro de la estructura puede generar un cambio, porque para generar los cambios se necesita autoridad y esta tiene dos principios rectores: capacidad de resolución y capacidad de trabajo”.

El fiscal cipoleño, a la hora de mostrar su trabajo, puede enumerar múltiples acciones que impidieron tomas de tierras, la vuelta de la tranquilidad a barrios en conflicto y el esclarecimiento de homicidios. Precisó que “sólo alguien que está adentro ha vivido hechos violentos, llámese homicidios, hechos complejos, usurpaciones, estafas y hemos podido desarrollar una técnica para poder afrontar esa crisis y haber dado una respuesta a la sociedad”.

Herrera entiende que el nuevo procurador deberá encabezar una intensa tarea que incluye “cambiarle el chip a los fiscales”. Para el fiscal, hay que trabajar en “un modelo de persecución penal eficaz” y “debemos investigar lo que realmente le interesa a la sociedad”.

Autocrítico, resaltó que “la sociedad no confía en nosotros, hemos tenido un distanciamiento enorme” y por eso aspira a “focalizar la energía en los problemas del ciudadano”.

LEÉ MÁS

Herrera tendrá tres rivales por la Procuración

Apuntan a Herrera para reemplazar a Baquero Lazcano

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario