"Showmatch fue un mamarracho y apañaron a un golpeador", criticó Mónica Farro

La vedette, que hace temporada en Las Grutas, dijo que el programa de Marcelo Tinelli usó la lucha contra la violencia de género y le tomó el pelo a la gente. "Levantaron la bandera del Ni Una Menos y tienen un golpeador trabajando con ellos", criticó.

Embed

La vedette Mónica Farro, que se encuentra haciendo temporada de verano en Las Grutas, criticó fuertemente a ShowMatch y dijo que fue un mamarracho. “Levantaron la bandera del Ni Una Menos y apañaron a un golpeador, Lo Lamento por Tinelli y sus secuaces, pero le tomaron el pelo a la gente”, contó.

“El Bailando por un Sueño fue un mamarracho respecto a la violencia de género. No pueden levantar la bandera feminista cuando tenían a un golpeador trabajando ahí. Lo lamento por Marcelo Tinelli y sus secuaces, pero es indignante que se pongan la camiseta del Ni Una Menos cuando todos sabían lo que pasaba en Ideas del Sur y en mi casa cuando me golpeaban. Lo que hicieron fue tomarle el pelo a la gente”, criticó Farro en diálogo con radio LU5 de Neuquén.

Te puede interesar...

Agregó que las redes sociales fueron fieles, y explotaron en críticas cuando en el programa dijeron estar en contra de la violencia hacia la mujer mientras tenían a un violento sentado ahí. “La gente tomó conciencia, porque este hijo de su madre no sólo me golpeó a mí, sino a su ex y a su actual también”, contó Farro.

Dijo que en ese momento la gente que la rodeaba le recomendaba que no arme quilombo. “Me decían que me iba a quedar sin casa y sin trabajo. Me hicieron tan sumisa y me hicieron creer que no valía nada, que las palabras de esas personas las tome como autoridad. Tampoco nadie me incentivó que me saque fotos o grabe videos. Yo voy a vivir con esto toda mi vida”, expresó la vedette que encabeza una obra en Las Grutas.

144

“A mí nunca me creyeron por ser Vedette”

Sobre su denuncia contra Luengo, dijo que a ella nunca le creyeron cuando habló porque trabajaba con su cuerpo y salía con poca ropa en televisión. “Casi muero, y nunca me creyeron. A las vedettes siempre se nos desestimó siempre”, relató en diálogo con LM Cipolletti.

El nuevo contexto nacional provocó que el humor cambie arriba de los escenarios. Según contó Farro, los humoristas se tienen que contener respecto a la sensibilidad que generaron las denuncias por abusos y acoso. “Yo no estoy a favor de la locura del feminismo, pero sí del respeto. El hombre, y sobre todo el humorista, tuvo que cambiar muchas cosas arriba del escenario”, afirmó.

“A mí me pasó cuando denuncié por violencia al productor de Showmatch, que fue mi pareja durante cuatro años, y nunca nadie me creyó. Ya pasaron varios años y recién ahora se me está empezando a creer y a tomar en serio. Siempre me desestimaron porque yo soy vedette y muestro el cuerpo, y creen que sólo buscaba prensa. Y la verdad es que pasé con él los peores años de mi vida, fueron terroríficos, y casi perdí la vida. Viví lo peor con este loquito que sigue trabajando en la televisión como si nada, habiendo tantas pruebas en su contra. A los golpeadores, abusadores y acosadores, creo que hay que desplazarlos de todos los lugares”, expresó Farro a LM Cipolletti.

Añadió que en casos como el de ella, que pasaron tantos años y la justicia ya no puede actuar, debería implementarse el castigo social.

“Por suerte esto ya está cambiando. Las mujeres nos aminamos a hablar más, y tienen que pensar que no es fácil. Contar estas cosas nos causa mucha vergüenza, pero es lo que viví y me va a acompañar el resto de mi vida. Muchas personas que no me creyeron en su momento, ahora recuerdan mi caso. No espero que me pidan disculpas, porque yo me siento tranquila de haberlo contado porque era la verdad. La gente que opina y critica a las víctimas; deberían callarse la boca y respetar”, afirmó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario