Una vez más, la Policía Caminera de Cipolletti pudo dar con un auto robado y que, en el mercado de compra y venta de vehículos, supera el valor de medio millón de pesos. Lo particular del procedimiento fue que el rodado, marca Hyundai, era conducido por un neuquino ligado a autoparques, precisaron fuentes policiales.

En apariencia y de acuerdo con la investigación policial, se trataría de un vehículo mellizo. El operativo se desarrolló el miércoles, en horas de la tarde, cuando el auto Hyundai, modelo Génesis, pretendía cruzar a Cipolletti. Los agentes se encargaron de pedirle los papeles al conductor y comprobaron que había anomalías en la cédula de identificación y las placas de dominio.

A la hora de cotejar la documentación en el sistema informático, se pudo verificar que pertenecía a otro vehículo, indicaron fuentes de la Caminera.

De inmediato, se procedió al secuestro del Hyundai y se informó al conductor sobre el inicio de una causa penal en el juzgado federal de la ciudad de General Roca por el presunto delito de adulteración de documento público.

Las fuentes destacaron que el automovilista es un reconocido comerciante del rubro automotor en la vecina capital y que es oriundo de la provincia de Mendoza.

En tanto, el vehículo quedó secuestrado, el hombre brindó sus datos y pudo retirarse a su casa.

Controles

Agentes atentos a irregularidades

Los controles de rutina se llevan a cabo en el puesto caminero de los peajes durante gran parte del día y se piden papeles tanto a conductores que se dirigen a Neuquén como a aquellos que ingresan a Cipolletti.

Los agentes encargados de los procedimientos tienen un conocimiento especial y, cuando hay irregularidades, avanzan con el chequeo de la información aportada por el automovilista. De esta forma, se comprueba si hay pedidos de secuestro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario