El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
24% Hum
LMCipolletti

Se reanudó el servicio de la balsa de Isla Jordán

Se le efectuaron reparaciones y se reconstruyeron sus muelles.

Volvió a funcionar la balsa de Isla Jordán, que había salido de servicio para ser sometida a algunas refacciones y por la destrucción de los muelles de ambas orillas a consecuencia de la crecida que experimentó el río Negro.
La embarcación es objeto de periódicas revisiones y reparaciones para asegurar su mejor funcionamiento. Al ser muy vieja, toda su estructura presenta los lógicos desgastes del tiempo. Y como un accidente durante su actividad podría derivar en un desastre, se toman todas las precauciones para que su navegación sea lo más segura posible.
Juan Carlos de Rioja, funcionario de Servicios Públicos, indicó que los trabajos en la balsa contaron con la supervisión de la Prefectura Naval Argentina, que es la repartición encargada de definir si la nave cumple con todos los requisitos para surcar las aguas.
Las reparaciones se focalizaron esta vez, en particular, en los pernos que permiten recoger los cables y cadenas de que dispone la embarcación para maniobrar y vincularse de una a otra orilla fluvial.
La crecida también afectó e imposibilitó el normal servicio. El gran caudal horadó y socavó los muelles de tierra y piedras que existen en ambas márgenes para permitir el embarque y desembarque sin inconvenientes de los rodados que se transportan.
Para su reparación, la Municipalidad solicitó la ayuda del Consorcio de Regantes, que facilitó una retroexcavadora para hacer los movimientos de suelo de la costa necesarios para rehabilitar los muelles.
La balsa, que funciona de sol a sol, se pudo poner así nuevamente en actividad, para alivio de la gente que a diario la utiliza para cruzar el río Negro.
Como consecuencia, personal de Protección Civil dejó de pasar en la lancha de la repartición a alumnos que deben asistir a escuelas de la margen norte.
De Rioja puntualizó que ayer el río comenzó a bajar de caudal, con lo que la operatividad de la embarcación no tendría inconvenientes.
Sin embargo, por tratarse de una época del año en que las erogaciones aguas abajo de las presas suelen ser muy cambiantes por las exigencias del mercado eléctrico, resulta siempre difícil adelantar cuál será el comportamiento del curso fluvial y sus efectos sobre la balsa.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario