El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
28% Hum
LMCipolletti

Se evadió el imputado por el crimen de Héctor Parlanti

José Zapata, de 34 años, logró romper los barrotes de un calabozo de la Comisaría de Cinco Saltos.

El grave incidente habría ocurrido ayer en la madrugada. Desde la Secretaría de Seguridad, se decidió intervenir la unidad.
 
El principal sospechoso por el crimen del odontólogo Héctor Parlanti se evadió de la Comisaría Séptima en una maniobra increíble. Solo con sus manos y sin ayuda de terceros, José Zapata sacó una ventana y arrancó barrotes de la pared de un calabozo para escapar de la sede policial ubicada en la zona céntrica de Cinco Saltos. Esa explicación dieron ayer los efectivos policiales al fiscal José Rodríguez Chazarreta, quien quedó a cargo de la investigación.
El accionar de Zapata se conoció a las siete de ayer, pero se especula que abandonó el lugar en horas de la noche. Durante la mañana se montó un gran despliegue policial para dar con su paradero, pero las tareas fueron infructuosas. Autoridades de la Policía provincial arriesgaron que el evadido no se habría alejado de la zona porque “no tenía pertenencias, ni dinero”.
El calabozo en el que estaba alojado tras ser apresado el martes está ubicado a unos 20 metros de la vereda de la calle Sarmiento 370. El presunto homicida habría forzado la abertura de una ventana con sus manos, lo que le permitió acceder a un patio donde se estacionan vehículos de la Policía y logró llegar a la calle tras atravesar un portón ubicado a un costado de la puerta de ingreso a la unidad policial.
 
Sospechas
Por lo complejo de la maniobra resulta casi inverosímil que haya pasado desapercibida para el personal, o que Zapata no haya sido asistido por terceros. Por la fuga, la Regional V iniciará sumarios a los efectivos policiales que se encontraban de guardia. En tanto, Rodríguez Chazarreta aseguró que “por el momento” no investiga una posible connivencia policial para el escape. De todos modos, desde la Secretaría de Seguridad y Justicia de la provincia, se dispuso la intervención de la Comisaría Séptima.
En la sede policial se podía ver ayer a albañiles que trabajaron en reformas internas y en el mantenimiento del exterior. Según trascendidos, un problema de humedad en las paredes habría servido a Zapata para arrancar los barrotes.
A pesar de las presunciones sobre su permanencia en cercanías a Cinco Saltos o Cipolletti (donde había sido apresado) es imposible descartar que haya contado con apoyo de terceros para alejarse del lugar.
Zapata iba a ser indagado ayer por la jueza cipoleña Alejandra Berenguer, quien lo investiga como posible autor del crimen del odontólogo Parlanti, presuntamente durante un intento de robo. El secretario del Juzgado, Santiago Márquez Gauna, acompañó a Rodríguez Chazarreta en una inspección ocular del calabozo.

Un frustrado operativo de recaptura

Tras descubrir la huída de Zapata se montó un importante despliegue policial para intentar detenerlo. El procedimiento contó con la participación del gabinete de Criminalística y perros entrenados en seguimiento de rastros de Cipolletti. Y fue supervisado por José Rodríguez Chazarreta, Santiago Márquez Gauna (secretario del juzgado que investiga la muerte de Parlanti) y Samuel Sánchez, segundo jefe al mando de la Regional V.
Algunas horas después del hecho, la Ruta 151 tenía distintos puntos de control donde se identificaba a automovilistas y se les mostraba una fotografía de Zapata para alertar sobre su fuga y recopilar información. Llamativamente, la Policía no interceptaba todos los rodados.
En Cinco Saltos, en tanto, los perros adiestrados de la sección Canes recorrieron zonas aledañas a la Comisaría y el patio interno, donde Criminalística realizó diversos peritajes.
La Mañana de Cipolletti intentó contactar a las autoridades de la Comisaría Séptima y de la Regional V durante varias horas, pero no hubo respuesta ni a los llamados telefónicos ni a la solicitud en la dependencia.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario