El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
31% Hum
LMCipolletti monolito

Robo y destrozos en el monolito que recuerda a José Maciel

Vándalos arrancaron el portón de ingreso y se lo llevaron. Arrancaron el cartel con la leyenda "No me olviden" y luego la tiraron en la vereda.

Terrible golpe a la memoria sufrió la familia Maciel cuando este miércoles fue al monolito que está enfrente de la Escuela de Cadetes y descubrió que autores ignorados robaron la puerta de ingreso, golpearon la placa recordatoria y arrancaron el cartel que decía "no me olvides".

José Maciel fue víctima de un atentado, y el monolito instalado en la plazoleta ubicada sobre calles Fernández Oro y Sáenz Peña es el único recuerdo que queda de aquel día fatídico en la historia de Cipolletti. El trabajador municipal falleció el 13 de julio de 2010, mientras cumplía con sus tareas de barrido de calles en esta ciudad. Una mochila con un artefacto explosivo estalló en sus manos, frente a la Escuela de Cadetes de la Policía.

Te puede interesar...

La investigación judicial nunca pudo dar con los responsables, ni establecer con firmeza cuál fue el móvil. Se habló de un ataque narco, de un atentado terrorista y hasta un ajuste de cuentas. Pero las hipótesis de trabajo no arrojaron suficiente luz para hacer justicia. El hecho quedó impune, y lo único certero fue que el objetivo no era Maciel, sino la institución policial.

"Me dolió mucho lo que hicieron, y no lo entiendo ¿Qué sentido tiene robar y romper un monolito? Si no le hace mal a nadie, es un recuerdo, un lugar donde yo puedo estar con mi papá, reflexionar y sentirlo cerca. Entristece y da bronca", expresó Mariana Maciel, la hija del empleado municipal fallecido.

Hacía un tiempo que no pasaba por allí, cuando este miércoles se le ocurrió darse una vuelta para ver cómo estaba el lugar y se llevó una desagradable sorpresa. Habían arrancado de cuajo una puerta grande de rejas que está al ingreso, y se la llevaron. Una vez adentro, provocaron destrozos.

Monolito Maciel 01 final.jpg

"Rompieron la placa y un cartel de madera que nos regaló un aserradero de El 30. Tenía su nombre, la fecha de muerte y la leyenda que decía 'no me olviden'. Eso fue lo que más me dolió, porque había quedado en la vereda. Hay gente que tiene que haberlo visto esto y lo ha empujado para que no estorbe", expresó.

Manifestó que le dio mucha bronca ver lo descuidado que está el lugar, igual que la foto que colocaron en otra plazoleta cercana a la terminal de ómnibus, que prácticamente ya no se ve. "Nunca se hizo nada por él, la Justicia se olvidó, y ahora que vengan personas y hagan este daño porque sí no se entiende. Encima, todo ocurrió frente a la Escuela de Cadetes. Yo le pido por favor al Municipio que no lo olvide también, y haga mantenimiento. Es lo único que le pido", dijo Mariana.

Recordó que el monolito "es nuestro lugar" y acotó: "Mi papá dio la vida por tantos otros que podrían haber muerto. Espero que no vuelvan a causarnos más daño". Desde el Ejecutivo municipal informaron que el sitio será reacondicionado.

Antes de retirarse, Mariana acomodó la placa y el cartel lo mejor que pudo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario