El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
52% Hum
LMCipolletti

Reunión para analizar la situación de la fruticultura

La Mesa Nacional de la Pera y la Manzana tiene previsto tratar hoy la problemática del sector.

“Hemos llegado a un momento que requiere estudiar todo a fondo", adelantó el legislador del PJ, Jorge Ademar Rodríguez.
 
La Mesa Nacional de la Pera y la Manzana tiene previsto reunirse hoy para analizar en profundidad toda la documentación vinculada a la actividad frutícola del Alto Valle, con la idea de tratar de encontrar las causas por las cuáles el negocio no tiene la rentabilidad deseada.
Fue el presidente del bloque de legisladores del Partido Justicialista, Jorge Ademar Rodríguez, quien al promediar la semana anterior, había anunciado la realización de este encuentro que estará destinado, según explicó “a estudiar bien la documentación respecto a cuáles son realmente los aspectos negativos que tiene el funcionamiento ya sea de los mercados, del dólar, del flete, los insumos, el esquema tributario, entre otras cosas, para encontrar las causas por las cuáles el negocio no sería rentable”.
 Rodríguez señaló que “debe superarse” el sistema por el cual los productores entregan su fruta a consignación, indicando que “se está subsidiando al productor primario y a lo mejor hay que empezar por otras soluciones, si realmente es cierto que estamos sin posibilidad de competir con Chile, con Brasil, con Sudáfrica y otros mercados”.
Señaló el legislador del PJ que la demanda de los productores frutícolas “aparece todos los años en esta época”, recordando que “es un negocio a consignación, el productor entrega la fruta al galpón, al empresario que la va a vender, tanto a la exportación como al mercado interno, pero después no recibe lo que esperaba obtener en el proceso comercial”.
Dijo que “este sistema debe superarse porque a pesar de las leyes que apuntan a la transparencia de este proceso frutícola los resultados han ido de regulares a negativos”.
Aseveró que “hemos llegado a un momento en que la crisis es terminal”, por lo que se requiere estudiar a fondo las alternativas de solución.

Una visión global de una crisis que se profundiza más

Cuando los empresarios frutícolas comunican el quebranto del negocio, lo primero que entra en crisis es el sistema de referencias y significados.
Es probable que este aprieto en la argumentación que cuantifica  la catástrofe económica sólo se perciba fuera del círculo empresarial  y  que dentro del mismo –donde es habitual considerar que circunscribir el problema a una cuestión de transparencia es bajar el nivel de la discusión- se considere lo contrario.
Dicho de otro modo, es posible que CAFI suponga que sus “documentos de trabajo sobre la actual crisis” sean explicaciones convincentes y profundas para todos los actores de la cadena.
Si esta hipótesis es cierta, las soluciones –aunque lejanas- son posibles (todo pasaría por reparar la ceguera que da la soberbia), y si no lo es, indicaría que el entramado que  sostiene lo expuesto en una conferencia de prensa de hace unos días, es la consolidación del corto camino que resta para la concentración total de la fruticultura. Lo demás, sería entonces, hacer menos doloroso el camino de la exclusión.
En otras palabras, para una presión social que va en aumento, sólo llega la vieja actitud empresarial de acudir al “ayúdenme a ayudarme” puesto que, si se intentara convencer con un renovado “ayúdenme a ayudarnos”, la oferta tendría que estar acompañada –en primer término- por la valorización del concepto transparencia y en consecuencia, con trabajos técnicos que lo reflejen. Sin embargo, en dichos  estudios presentados una “apocalíptica diferencia” de dos centavos de dólar, ampara y legitima, por ejemplo, el corte de la cadena de pagos.
Lo expresado anteriormente indica que en estos momentos críticos para el sector de productores independientes, la responsabilidad sobre el futuro depende de los gobiernos, nacional y provinciales.
Alguien, y por algún motivo, permitió que el sector empresarial se ubique en el pedestal donde la ética, la transparencia, la responsabilidad social y otros valores que aportan al verdadero desarrollo no sean los materiales que lo sostienen.
(Fuente: Federación de Productores).

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario