El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
58% Hum
LMCipolletti

Repudio a la represión de protestas

A diez años de los crímenes de Kosteki y Santillán, organizaciones sociales realizaron una manifestación en Cipolletti. Denunciaron la continuidad de las medidas represivas.

Unas 300 personas recordaron ayer a los militantes muertos por disparos policiales durante una movilización en Buenos Aires.
 

Organizaciones sociales, políticas y estudiantiles del Alto Valle se manifestaron ayer en Cipolletti, al cumplirse diez años de la brutal represión policial de una protesta que causó la muerte a dos militantes. Hubo una movilización hasta los peajes de Caminos del Valle que provocó complicaciones al tránsito, aunque no impidió la circulación hacia o desde Neuquén.
Los manifestantes expresaron que las víctimas de la denominada Masacre de Avellaneda no tuvieron justicia plena dadas los beneficios que tienen los policías condenados por los crímenes de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Además, cuestionaron el pase a archivo de la investigación judicial contra los presuntos responsables políticos de la represión policial.
"Denunciamos el accionar de la Justicia que no otorgó sentencia firme a la condena, que absolvió y disminuyó la pena de otros policías procesados y que permitió que (Alfredo) Fanchiotti sea trasladado a una cárcel donde gozaría de un régimen flexible de salidas", cuestionaron los dirigentes sociales del MTD Santillán y el Partido Obrero, que lideraron la manifestación.
Cerca de las 11.30, unos 300 militantes marcharon desde la rotonda de las rutas 22 y 151 hacia los peajes. Durante diez minutos estuvo bloqueado el paso hacia Neuquén, pero una vez que llegaron a las cabinas se habilitó una mano para el paso vehicular hacia la vecina provincia.
La fila de automovilistas en ese carril llegó por momentos hasta la Terminal de Ómnibus de Cipolletti. Luego, el tránsito fue lento, pero sin mayores complicaciones hasta las primeras horas de la tarde, cuando finalizó el acto en homenaje a las víctimas.
Hubo representantes de centros de estudiantes universitarios, la Juventud Comunista y la Izquierda Socialista. A las instituciones, se sumaron obreros de Fasinpat y familiares de víctimas de casos impunes en la región. Uno de ellos, Cristian Ibazeta, era un testigo clave en un juicio por torturas en la U-11 de Neuquén. Por ese y otros hechos, se reclamó en Cipolletti el esclarecimiento de todos los casos de gatillo fácil y de vinculación del Estado en hechos de represión.
Además, cuestionaron la criminalización de la protesta social que, expresaron, a diez años de los asesinatos de Kosteki y Santillán sigue presente en todo el país.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario