Repitió un robo, pero esta vez terminó mal

Un ladrón calcó el golpe a Nippon Motos, pero la Policía llegó a tiempo y lo apresó.

Al dueño del comercio Nippon Motos los ladrones lo tienen de punto. Apenas horas después de sufrir el robo de ropa de alta gama para motociclistas, le rompieron otro vidrio y se llevaron más prendas. Al menos en esta ocasión, el delincuente fue detenido.

Se trató del segundo hecho delictivo en el mismo local en menos de dos días. El local ya había sido blanco de delincuentes el año pasado, siempre por la noche y con rotura de cristales de por medio. Los constantes delitos en el lugar llaman la atención ya que está rodeado de departamentos y en una calle céntrica. Sobre San Martín hay locales nocturnos y gastronómicos, por lo que el movimiento es constante, pero eso no intimida a los delincuentes.

Te puede interesar...

El detenido es conocido en el ambiente delictivo y continuará en la dependencia policial hasta que la Fiscalía resuelva las medidas a seguir.

El jefe de la Unidad Cuarta de esta localidad, Osvaldo Huanque, explicó en diálogo con LM Cipolletti que tomaron conocimiento del hecho gracias a que, en esta oportunidad, la alarma del comercio -ubicado en calle San Martín- se disparó. Es que el jueves a la madrugada el sistema de seguridad no funcionó, razón por la cual el propietario se enteró del robo varias horas más tarde a través de su encargado, cerca de las 8:30 de la mañana.

“Se dispuso un operativo cerrojo para dar con el sospechoso y cuando los efectivos llegaron al predio del Centro Cultural lograron visualizar a una persona con características similares a las aportadas por los testigos y las cámaras de seguridad. Al momento de ser interceptado descubrieron que llevaba cuatro camperas deportivas y un casco”, detalló el comisario.

Se trata de un mayor de edad que quedó detenido a disposición de la Justicia. Por la escasa cantidad de horas entre los robos y el modus operandi, no se descartó que haya sido el autor de los dos hechos.

Sin embargo, esa hipótesis hasta ayer no había sido confirmada y la ropa sustraída el jueves por la madrugada aún no fue recuperada por la Policía.

--> Esta vez lo salvó la alarma

Silencio y dudas. El primer robo de la seguidilla fue el jueves a la madrugada, pero se descubrió horas más tarde. Las alarmas no sonaron ni ante la rotura del vidrio, por lo que los delincuentes actuaron sin complicaciones.

Revisión y sirena. Tras el robo se revisó la instalación de la alarma y al parecer dio resultado porque ayer a la madrugada, cuando el ladrón destrozó la vidriera sonó la sirena y eso permitió que la Policía llegase a tiempo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario