El proyecto contempla variaciones impositivas para apoyar las actividades primarias e industriales, beneficios a los contribuyentes cumplidores y las pautas fiscales hasta 2022. Se centra en la reducción de los impuestos distorsivos, como ingresos brutos y sellos, desgravando las primeras etapas productivas, el transporte y la eliminación de las aduanas internas.

Te puede interesar...

El titular de la Agencia de Recaudación, Leandro Sferco, expresó: “El proyecto que hemos elevado es consecuente con el acuerdo fiscal firmado por Nación, aunque varios de los puntos que dispone ya se encontraban vigentes en nuestra provincia, como las alícuotas que gravan la actividad primaria e industrial, que están por debajo del resto del país, y para el 2018 incorporamos otras actividades de la cadena productiva, como las actividades de transporte que sobre las cuales se reducirán las alícuotas. Es un proyecto que muestra previsibilidad ya que fija pautas hasta 2022”.

Las principales medidas apuntan a Ingresos Brutos para evitar el efecto acumulativo que genera este gravamen distorsivo en la cadena productiva que impacta directamente en la competencia directa con productos de otros países.

En este sentido, se reducen gradualmente las alícuotas de industria, actividades primarias, distribución de energía y transporte que terminarán exentas en 5 años.

“Es importante destacar el impacto que esto tiene para todos los consumidores. El hecho de que todas las provincias hayan acordado reducir el impuesto sobre los IIBB a la industria y el transporte tendrá un efecto en el costo de producción y comercialización de todos los bienes que ingresan para su comercialización en Río Negro”, dijo Sferco.

EN TRES PASOS

Algunos de los beneficios

1- En el impuesto a los sellos se propuso una reducción del 15 al 5% en las alícuotas por créditos hipotecarios para fomentar las transacciones inmobiliarias.

2- Además, habrá una reducción general, en forma gradual que inicia con el 1% en 2018 y finalizaría con la eliminación completa en el 2022.

3- En lo que respecta a Automotor e Inmobiliario, se mantienen las alícuotas y las bonificaciones por buen cumplimiento del 10 o 25% según las valuaciones fiscales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario