El clima en Cipolletti

icon
17° Temp
54% Hum
LMCipolletti

Quiere y todavía puede quedarse con el grupo

Cipolletti cierra la fase regular el domingo a las 17 ante Villa Mitre. La victoria lo deja como el mejor de su zona.

El posible regreso de Cid es lo único que podría alterar la estructura. Perilli piensa en un once ideal para mejorar.

Desde que se aseguró su clasificación de manera anticipada, Cipolletti no volvió a ganar en la fase regular del certamen Apertura correspondiente al Torneo Argentino A 2009.
Dos derrotas en serie no ha sido una constante en la temporada actual. Si bien nunca es un buen momento para las malas noticias, menos lo es éste.
Ante Santamarina, en Tandil, el equipo rionegrino mereció algo más. Sin embargo volvió 0 a 1 con el gol en contra de Roberto Muñoz a los 20 segundos del complemento.
El cuerpo técnico trabajó duro en el pos Juventud para revertir la imagen colectiva. La intención fue afrontar una parada brava en la provincia de Buenos Aires con la mejor cara y el dueño de casa lo esperó para disputar una final, a cancha llena producto de la apuesta dirigencial por bajar las entradas y priorizar lo deportivo.
Jorge Cid es el único cambio posible en los nombres disponibles. El capitán se ha perdido los últimos partidos por un golpe en la sien mientras hacía fútbol con sus compañeros y se espera recuperarlo. Si está bien, se sumará el domingo para reencontrarse con el juego y llegar con todo al pentagonal.
A las 17 fue confirmado el partido por parte del Consejo Federal que cerrará la fase clasificatoria. La victoria cipoleña es necesaria para asegurar el «1» de la zona y tener una zona con ciertas bondades en la extraña segunda ronda.
Lo que más preocupa no es eso en estos momentos por las inmediaciones de La Visera. Hay preocupación por la producción del equipo, sobre todo como local, pero no se vislumbran grandes movidas estratégicas para sorprender.
Tras un extenso viaje de regreso desde Tandil, los jugadores entrenaron en la parte física ayer, descansarán hoy como es habitual y desde mañana se concentrarán en la visita «tricolor».
Aunque remotas, los bahienses sueñan aún con una oportunidad mínima de clasificarse y deben venir a jugarse el todo por el todo al Alto Valle.
Sin presiones del rival, se vislumbra un cotejo de ida y vuelta. En este torneo, quienes pisaron La Visera con la intención de jugar sin prejuicios, se llevaron el premio mayor: Huracán de Tres Arroyos (4 a 1) y Juventud (5 a 4 en una noche increíble).

Dejá tu comentario