El clima en Cipolletti

icon
Temp
47% Hum
LMCipolletti

Quejas por el mal estado de las calles

Si bien la Municipalidad está trabajando en la reparación y nivelación de varias arterias, las precipitaciones de los primeros meses del año generaron serias complicaciones en varios barrios.

La semana pasada cuadrillas de Servicios Públicos comenzaron a trabajar en algunos sectores y continuarán haciéndolo durante los próximos días.

El inicio del año llegó con una inusual cantidad de precipitaciones. En los primeros tres meses cayeron 75 milímetros, casi el doble de lo que se registró en todo 2011. Las arterias de tierra fueron las que más sufrieron esta situación, en donde se generaron importantes baches y desniveles que tuvieron a mal traer a los automovilistas.
Autoridades municipales tomaron nota y enviaron máquinas a trabajar en distintos sectores de la ciudad. Desde entonces mucho fue lo que se avanzó, principalmente en la zona norte, en barrios como el Anai Mapu, La Paz, San Lorenzo y Villarino. Otro de los lugares en donde se notó una importante mejora fue en los accesos al Distrito Vecinal Noreste, tanto sobre la calle Domingo Savio como en la Saturnino Franco.
Sin embargo, aún son muchas las zonas en las que la irregularidad de la calzada dificulta notoriamente el tránsito vehicular.
Al respecto, un trabajador del volante aseguró que, a pesar de la buena voluntad y los arreglos realizados, “hay muchos lugares que son un desastre. Por Venezuela es muy complicado andar, hay que ir a paso de hombre porque ante cualquier desatención se te puede romper el auto. Lo mismo pasa en las calles Colombia y Ecuador”.
El efecto negativo y altamente perjudicial para la ciudad que generaron las lluvias fueron reconocidas por el propio intendente Abel Baratti.
En tanto, desde la Secretaría de Servicios Públicos diseñaron un cronograma de trabajo que en la primera semana tuvo importantes retrasos debido a la falta de una máquina. El Municipio dispone de dos motoniveladoras, una de ellas fuera de funcionamiento. Por eso es que debieron contratar, a modo de alquiler, una unidad para poder avanzar en las tareas.
Las reparaciones fueron programadas para dar atención, en una primera etapa, a las arterias con mayor y más pesado tránsito. También se incluyeron sectores pavimentados, que tampoco se salvaron de las inclemencias climatológicas.
 
Malestar e indignación
Las molestias y los reclamos por parte de los vecinos no se hicieron esperar. La respuesta sin embargo llegó, pero las cuadrillas de empleados municipales no dan abasto ante el crecimiento demográfico de una ciudad que pide a gritos cada vez mayores inversiones, mejores servicios y una planificación acorde.
“Acá tapan pozos, pero cuando llueve todo vuelve a estar igual que antes”, indicó un indignado vecino.
A su vez, sostuvo que en las calles de ripio la situación es lamentable: “Cuando hay tormenta directamente no se puede transitar; durante varios días esto queda hecho un desastre, si no tenés un vehículo alto no podés pasar”, se quejó.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario